“La situación en Venezuela llegó a su límite” fueron las palabras del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) desde Bruselas , haciendo un llamado a las autoridades internacionales a actuar en defensa de la democracia en Venezuela.

Esta es una importante reflexión que se hace sobre el país ya que viene de parte del principal responsable para poder aplicar la Carta Democrática a Venezuela, uno de los procesos que también se retrasó por la mesa de diálogo en Venezuela, al igual que el movimiento de calle y la salida electoral a través del Referendo Revocatorio.

La consecuencia directa se ve reflejada en la inmensa frustración que sufre la población venezolana. El problema es que el venezolano va perdiendo el espíritu de lucha ya que el control de las masas y sus brutales efectos debilitan la voluntad de luchar. No porque fueran débiles no lucharon.

En una extensa entrevista el secretario de la OEA hace una profunda reflexión de lo que ocurre en Venezuela, reconoce que han empeorado aún más las cosas en el país desde que fue convocada la Carta Democrática y hace un llamado a la comunidad internacional a que actúe ya.

Razones para aplicar ya La Carta Democrática

De acuerdo a Almagro, hoy existen todavía más razones que antes para aplicar la Carta Democrática ya que Venezuela está “en una trayectoria cada vez más autoritaria” y “con una crisis humanitaria insostenible”. ” Las “soluciones están cada vez más lejos de la gente”.

El ex canciller uruguayo está muy claro e informado porque esto es lo que verdaderamente se siente y se vive en Venezuela. De acuerdo a Almagro, la percepción generalizada es que las soluciones están cada vez más lejos de la gente. Los venezolanos viven cada vez más en desesperación, en angustia, en desasosiego espiritual, económico y material, sin poder cumplir con sus necesidades básicas.

Debemos recordar que el proceso de evaluación de la aplicación de la Carta Interamericana Democrática tiene un compás de espera de los resultados de la mesa de diálogo en curso, los que hasta la fecha no dieron los resultados esperados.

El Consejo Permanente, y específicamente por parte de los países que integran el Grupo de los 15, han seguido haciendo un análisis de la situación venezolana, emitiendo resoluciones y comunicados.

Por ejemplo, la Cámara de Diputados de Chile aprobó solicitar a la Organización de Estados Americanos (OEA) la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela. Los parlamentarios discutieron sobre la detención del diputado suplente a la Asamblea Nacional, Gilber Caro, los ataques del Poder Ejecutivo y el Tribunal Supremo de Justicia contra el Parlamento venezolano, controlado por la oposición.

Ante esto, los diputados aprobaron instar a la OEA a activar los artículos 20 y 21 de la Carta Democrática que establecen la discusión de la situación de Venezuela en el Consejo Permanente del organismo y realización de gestiones diplomáticas que de resultar infructuosas y se constate la violación de la democracia en el país pueden conllevar a la suspensión de la nación de la organización.

La Carta Democrática, en su artículo 20 alega que: cuando un gobierno o un estado se sale de los caminos democráticos, el Consejo Permanente, a solicitud de uno de sus miembros, puede actuar para obligar a ese estado o ese gobierno a que rectifique, y de no hacerlo, puede ser suspendido de la Organización.

Almagro y la inmunidad de Florido

En Maiquetía, las autoridades del aeropuerto, retuvieron al diputado Luis Florido y anularon su pasaporte.

El diputado Luis Florido dijo que su pasaporte fue anulado porque “tenía una denuncia de hurto”, asunto que dijo no entender pues hacia dos días había salido hacia República Dominicana.

Según Florido, los funcionarios del Saime le dijeron que había que esperar a las autoridades aeroportuarias para esclarecer el asunto, algo a lo que el diputado se negó porque, asegura, le protege el artículo 200 de la Constitución que contempla la inmunidad parlamentaria. De acuerdo a Florido “Mi pasaporte fue anulado por órdenes del régimen. Los Diputados tenemos derecho al pasaporte diplomático y ese derecho hoy se nos niega”

Ante los hechos, Luis Almagro, pidió que se respete la inmunidad parlamentaria del diputado opositor Luis Florido y de todos los legisladores venezolanos.

Almagro escribió en su cuenta de Twitter:

Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, se ha reunido en varias ocasiones con Almagro para denunciar la situación política y social en Venezuela.

Llamado a la Comunidad Internacional

Las denuncias que hicimos al invocar la Carta Democrática Interamericana no sólo siguen siendo válidas, sino que se han ampliado.

La comunidad internacional no puede esperar más y debe actuar ya. Se han dado pasos mínimos; han liberado un grupo de presos políticos pero aún hay 103 presos políticos. Siguen las denuncias de torturas y abusos, como la reciente detención de un legislador, una situación que desde cualquier perspectiva va en contra del espíritu democrático que ha caracterizado a la región.

Almagro y el diálogo

De acuerdo a Almagro, el diálogo en Venezuela debe focalizarse en los problemas de la gente y sobretodo “evitar caer en trampas dilatorias”.

El ex canciller uruguayo señaló que los esfuerzos de mediación del Vaticano dieron resultados mínimos hasta ahora y por eso instó a la comunidad internacional a actuar ¡de manera urgente! frente a la situación de ese país.

Situación actual de Venezuela

Almagro hace un resumen del caos económico y dice que el país está en una trayectoria cada vez más autoritaria, con una crisis humanitaria insostenible, con 700% de inflación y un retroceso económico del 6% proyectado para 2017.

Señala que la situación no está aún peor porque el precio del petróleo se ha incrementado. Hay un proceso de diálogo facilitado por el Vaticano que al momento no ha arrojado los resultados esperados, pero al mismo tiempo es la única avenida de diálogo, que es fundamental para que se pueda usar para que los presos políticos sean liberados, para que los venezolanos puedan votar y decidir sobre su futuro y para que se respete la independencia de los poderes del estado.

Por eso reitera que las denuncias que han hecho al invocar la Carta Democrática Interamericana no sólo siguen siendo válidas, sino que se han ampliado.

“Se le quitó a la gente el derecho al revocatorio, los presos políticos siguen encarcelados, la violencia es rampante, hay hambre”.

Conclusión

Venezuela sigue bajando en los índices de democracia internacional. Las detenciones arbitrarias de diputados y negación de sus derechos constitucionales por su condición de dirigentes legislativos que les da derecho a la inmunidad parlamentaria, están siendo sistemáticamente violadas, prendiendo las alarmas diplomáticas internacionales.

Luis Almagro toma la iniciativa instando a la comunidad internacional a actuar de inmediato en la crisis de Venezuela.

Recuerda que las denuncias que hicieron en la OEA al invocar la Carta Democrática Interamericana, no sólo siguen siendo válidas, sino que aún peor, se han ampliado.

Sobre la discusión de la aplicación de la Carta Democrática a Venezuela también afirma que el artículo 20 es muy claro en los pasos que se deben dar y resalta que ya, de hecho, la Carta Democrática ya fue invocada. Ahora le toca a los países decidir qué medidas quieren tomar y son los estados los que tienen la última palabra para mover esta urgente agenda hacia adelante.

Por lo pronto el país sigue urgido por resolver los temas institucionales; devolver los poderes a la Asamblea Nacional, liberar s los presos políticos y eliminar la persecución del Poder Judicial por parte del Poder Ejecutivo.

Razón tiene Almagro de decir que,

“Hoy existen más razones para aplicar la Carta Democrática”.