La Red por la Defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución se pronunció a través de un comunicado para rechazar lo que considera una caída en el consumo y pérdida de la capacidad adquisitiva de los venezolanos en el inicio del año 2017.

“La diferencia es notable en los niveles de consumo entre el mes de Enero del 2017 y el promedio de consumo por mes en el 2016”, cita un extracto del texto.

Así mismo refiere que tal afirmación “se hace evidente en lo que podíamos adquirir meses atrás y lo que se puede obtener actualmente, la creciente inflación es la razón de esta pérdida de capacidad adquisitiva, donde se estima que el 2016 fue superior en más del 500% ubicándonos como el país del mundo con la mayor inflación y en las puertas de una hiperinflación”.

Lea el comunicado completo a continuación:

EL 2017 SE INICIA CON CAÍDA EN EL CONSUMO
Y PERDIDA DE LA CAPACIDAD ADQUISITIVA.

Transcurrido el mes de Enero del 2017, es preocupante que a pesar de los anuncios oficiales de mejoras sociales y reducción de costo de vida, lo que se observa es que continúa la caída en el consumo y la creciente pérdida de la capacidad adquisitiva de las familias Venezolanas.

Haremos un análisis sobre estos importantes índices sociales que nos indican siguen las desmejoras en la capacidad de consumo y en la preocupante pérdida del poder adquisitivo, el cual limita la cantidad de productos que pueden ser adquiridos por las familias de acuerdo a su ingreso mensual.

CAÍDA EN EL CONSUMO

La cual se observa en los alimentos más indispensables como carne, pollo, pescado, leche, quesos, embutidos, aceites vegetales, arroz, margarina, caraotas, espagueti, harina de trigo, azúcar, café, etc. Lo demuestran la merma en las cantidades adquiridas que afectan directamente al 90% de las familias, también los vemos en los demás productos y mercancías diversas, como repuestos, ropa, zapatos, medicinas, electrodomésticos, cauchos, baterías, cemento, cabillas, etc.

La diferencia es notable en los niveles de consumo entre el mes de Enero del 2017 y el promedio de consumo por mes en el 2016.

Sus efectos en los niveles de desnutrición o pérdida de peso al disminuir el consumo de proteínas son visibles en buena parte de los venezolanos, así como en nuestra salud al no contar con los medicamentos que requerimos para tratar enfermedades o dolencias de salud.

PÉRDIDA CAPACIDAD ADQUISITIVA.

Se hace evidente en lo que podíamos adquirir meses atrás y lo que se puede obtener actualmente, la creciente inflación es la razón de esta pérdida de capacidad adquisitiva, donde se estima que el 2016 fue superior en más del 500% ubicándonos como el país del mundo con la mayor inflación y en las puertas de una hiperinflación.

La cantidad de desempleados y los que ejercen la actividad informal, fueron los más afectados, estamos hablando del 56% de la masa laboral alrededor de unos 8.9 millones de trabajadores, que no reciben un salario estable así como los beneficios sociales como vacación, utilidad y antigüedad. Ellos ven como sus posibilidades de adquirir los productos que necesitan, se les dificulta al no tener ingresos estables y los que reciben son eventuales sujetos a la actividad remunerativa que se les presente, las cuales están reducidas por la disminución de la actividad económica, son las familias más afectadas por esta pérdida de poder adquisitivo y conforman los mayores niveles de pobreza crítica.

Mientras se mantenga los elevados niveles de inflación la gran mayoría de las familias Venezolanas verán como su capacidad adquisitiva seguirá desmejorando, teniendo que limitar sus niveles de consumo y dándole prioridad a la adquisición de alimentos y medicinas, que es lo que observamos al 75% de las familias dedicar hasta un 80% de sus ingresos para cubrir su consumo de alimentos, los cuales se han reducido hasta un 40% en los últimos 2 años.

Estos dos indicadores nos señalan como los niveles sociales han venido desmejorando de manera continua, afectados por las políticas públicas que facilitan el uso de recursos monetarios (DINERO INORGÁNICO) que otorga el Banco Central a instituciones gubernamentales, que es el principal activador de la inflación causante fundamental de la caída del consumo y perdida de la capacidad adquisitiva de las familias Venezolanas, con sus preocupantes efectos en la desmejora observada en nuestra calidad de vida.

Vicente Brito
Presidente

Red por la defensa al Trabajo,
la Propiedad y la Constitución.

Via Comunicado.