Cuatro puntos claves contiene la propuesta que el gobernador de la Florida, Rick Scott, le presentará el próximo 16 de agosto a la Junta Administrativa de la Florida (SBA) para prohibirle a la Florida hacer negocios con organizaciones que apoyen al régimen de Nicolás Maduro.

El plan, dado a conocer este jueves por Scott, plantea la prohibición a Florida, a través de la Small Business Administration (SBA), de invertir en bonos emitidos por el gobierno de Venezuela, en cualquier compañía que sea propiedad mayoritariamente del gobierno de Maduro y de participar en cualquier voto o resolución que defienda o apoye al régimen del presidente venezolano.

El último punto plantea que la SBA tendrá “totalmente prohibido hacer negocios con cualquier institución financiera o compañía de EEUU que directamente o a través de una filial, y en una violación de la ley federal, conceda un préstamo, extienda el crédito, adelante fondos o compre bienes o servicios al gobierno de Venezuela”.

“Estas prohibiciones de hacer inversiones que apoyen a Maduro es un gran paso que va en la dirección correcta y debemos seguir encontrando formas de traer libertad y democracia a Venezuela”, afirmó Scott en un comunicado de prensa.

El funcionario aseguró que seguirá trabajando con socios federales y estatales para respaldar la democracia en el país suramericano, en el que “las atrocidades que están pasando a manos del brutal y opresivo régimen de Maduro son inexpresables”.

Scott añadió que las sanciones que tomó la administración del presidente Donald Trump contra 13 funcionarios de alto rango de Venezuela lo “alentaron” a plantear esta iniciativa.

“Nicolas Maduro intenta reescribir la Constitución de Venezuela y el atrevido intento de ignorar por completo la voluntad del pueblo no será tolerado. Los floridianos estamos con nuestros compatriotas americanos por la libertad y la democracia en Venezuela y en toda Latinoamérica”, añadió.

El gobernador comentó que espera trabajar durante la próxima sesión legislativa de la Florida para tomar más acciones contra “Maduro y su pandilla de matones”.

Fuente: Nuevo Herald