Corea del Sur comenzará en el 2018 la carrera por el despliegue de la nueva generación de redes móviles 5G con una prueba piloto durante los Juegos Olímpicos de invierno de Pyeongchang.

Las empresas de telecomunicaciones llevan tiempo trabajando en el desarrollo de esta generación de conexiones súper rápidas que pueden permitir la descarga de películas en pocos segundos o los coches conectados sin conductor.

Para los operadores, el 5G es “un elemento diferencial, especialmente en los mercados en los que el 4G es omnipresente” como Corea del Sur , con una cobertura del 100%, explica Dexter Thillien, analista de telecomunicaciones en el gabinete BMI.

Y el director general del operador surcoreano KT, Chang-Gyu Hwang, la empresa que gestionará esta prueba piloto, prometió “cambios espectaculares”.

Su comercialización no está prevista hasta el 2020, tiempo que aprovechan las principales compañías y los gobiernos para negociar y pactar los estándares para que estas redes sean compatibles en todos los países y dispositivos.

El país asiático espera tomar la delantera demostrando su buen hacer en los Juegos Olímpicos.

“Vamos a desplegar nuevos servicios que no serían posibles con las tecnologías actuales y que nos permitirán tener una banda ancha móvil aumentada”, explica un portavoz de KT.

Los centenares de miles de visitantes del recinto olímpico podrán utilizar estas nuevas redes, accediendo a contenidos en muy alta definición o en realidad virtual.

Los fabricantes surcoreanos, como Samsung, tendrán también la oportunidad de probar la infraestructura necesaria para soportar el envío de señales móviles con la potencia y la velocidad necesarias para dar apoyo a operaciones quirúrgicas o la conducción automática.

En el 2018 la ultraconectada Corea del Sur dará el disparo de salida a esta carrera. Queda por ver si, como en las carreras olímpicas, será o no una salida en falso.

 

Con información de gestion.pe