En el marco de la Semana del Emprendimiento Global la Asociación de Trabajadores, Emprendedores y Microempresarios de Venezuela (ATRAEM) realizó un foro con presencia de estilistas, barberos, empresarios y la Casa Uslar Pietri donde debatieron las debilidades y perspectivas del emprendimiento en el campo de la estética belleza y afines. Los expertos destacaron como la crisis ha ocasionado una baja en 60% en la producción de cosméticos y asimismo muchos profesionales han decidido ingresar a este mundo buscando un ingreso extra.

Gregorio Hernández, coordinador de Atraem ramo Estética y Belleza, reveló que en muchos de los cursos dictados por su organización han notado la alta presencia de profesionales universitarios, que ven este nuevo oficio una forma de ganar dinero e incluso laborar fuera del país. “Hemos tenido talleres donde incluso el 80% de los participantes cuentan con una carrera universitaria, como profesor te puedo decir que esto es síntoma de la necesidad de independencia laboral que buscan los venezolanos”, acotó.

Hernández explicó que al tener un oficio te conviertes en un emprendedor dejando atrás el camino de ser un simple asalariado, así logrando la personas crecer a nivel empresarial y social. “Muchos van a los cursos con la idea de emigrar a otras naciones, pero al verlo conformar su propia empresa terminan quedándose en Venezuela”.

atraem-gregorio

Reducción de la producción en un 60%

Enrique Bertolotto, gerente de planta en Slik de Venezuela, señaló que la crisis económica también ha afectado al sector de los productos de belleza, a causa de la escasez de materia prima la cual casi toda es importada. “Hemos reducido nuestra producción en un 60%, solo le pedimos al Gobierno que le de los dólares a los importadores. La imagen no es algo superficial sino el reflejo del sentir de la gente, y para los venezolanos esto es fundamental sin importar estrato social”, afirmó.

Resaltó la importancia que tiene para su empresa la relación con los estilistas, al ver su crecimiento como emprendedores algo fundamental y es por eso que desde Slik de Venezuela se prioriza en la formación. “Hemos dictado talleres de coloración, visitas guiadas a nuestras instalaciones, porque los estilistas son un eslabón fundamental para que recomienden los productos que elaboramos y estos sean los favoritos de los usuarios”, concluyó.