En la primera semana, luego de los cuestionados comicios de la asamblea nacional constituyente, la cotización del dólar en el mercado negro se disparó hasta superar cualquier expectativa.

El Nacional

Según el principal marcador del mercado paralelo, entre el domingo 30 de julio y el viernes de esta semana la variación de la tasa de cambio fue de 83%, mientras que la depreciación del bolívar fue de 45,26%.

Hasta la fecha un dólar en el mercado negro está 6,3 veces por encima de un dólar en el Dicom, que se ubica en 2.970 bolívares por dólar.

Economistas han coincidido en que el repunte del tipo de cambio obedece a varios factores, entre ellos a la baja oferta de dólares en los mecanismos oficiales y a las expectativas negativas que tiene la población sobre lo que pueda pasar en el país, en medio de las acciones de la ANC y las protestas ciudadanas.

“El componente político es sumamente importante. En este momento hay mucha incertidumbre e inestabilidad. En medio de todo esto las personas buscan proteger su patrimonio. Si tienen bolívares van a querer convertirlos en dólares. El aumento de la demanda presiona el tipo de cambio”, afirmó Sary Levy, economista y profesora universitaria.

Agregó que además de las expectativas, otro de los factores que contribuye al aumento del tipo de cambio es la expansión de la base monetaria, que no se corresponde con la producción.

El mes pasado el gobierno imprimió más billetes para tener con qué cubrir el alza del salario mínimo y el bono de alimentación. Solo en la tercera semana de julio la liquidez monetaria creció 2,4 billones de bolívares. El aumento de la base presiona el tipo de cambio paralelo y la inflación.

Levy añadió que la demanda sobre el tipo de cambio paralelo también ha crecido como consecuencia de una decisión que tomó Pdvsa. Detalló que hasta el año pasado la estatal pagaba a sus contratistas una parte en bolívares y otra en dólares. Sin embargo, ahora paga más que todo en moneda local. Los contratistas que están recibiendo los bolívares también acuden al mercado negro para convertidos en moneda dura.

La economista Tamara Herrera coincidió con Levy y agregó que mientras el mercado no reciba señales claras de cambio, el dólar paralelo va a seguir en alza. “Mientras exista incertidumbre sobre cómo se va a poner en práctica todo lo que verbalizó el gobierno en materia de ejecución de políticas económicas con la ANC, se seguirán sintiendo los efectos en el dólar”.

En los anaqueles

Pese a las amenazas que hizo el gobernante Nicolás Maduro, esta semana muchos comercios ajustaron varias veces sus precios, a propósito del aumento del dólar paralelo.

Un trabajador de una tienda de víveres en Chacao escribía sobre una cartulina los precios nuevos el viernes. Un kilo de azúcar importada, por ejemplo, lo subieron de 14.000 bolívares a 16.000 bolívares. “La gente se alarma, pero ¿cómo hacemos? Esa es decisión de los jefes porque el dólar sigue subiendo”.

En algunos establecimientos optaron por no colocarle el precio a la mercancía, para no tener que cambiar las etiquetas con frecuencia.

“El dueño vino esta mañana y nos trajo una lista con los precios nuevos, así sabemos qué responder cuando alguien nos pregunta. Lo más seguro es que para mañana tengamos otra lista de precios, porque el dólar va para arriba”, dijo la encargada de un comercio en Sabana Grande.

Añadió que algunos de los proveedores de la tienda prefirieron no surtir en las próximas semanas. “Nos dijeron que administremos bien la mercancía, porque no nos va a traer más cosas hasta finales de agosto. Quieren esperar para vender más caro”.