El porcentaje de personas de 60 años o más en América Latina superará por primera vez a los menores de 15 años hacia el 2040, lo que provocaría una posterior caída de la población en la segunda mitad de este siglo, dijo el jueves la CEPAL en un informe.

Si en el pasado Latinoamérica fue una región joven con altas tasas de fecundidad y natalidad, hoy avanza a paso firme hacia el envejecimiento de su población, por lo que urge que los países implementen políticas que incluyan la nueva estructura demográfica, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

“La tasa de fecundidad pasó aceleradamente de 6 a 3 hijos por mujer en 25 años y actualmente, el promedio de la región está por debajo de la tasa de reemplazo que alcanza a los 2,1 hijos por mujer”, dijo Paulo Saad, jefe de la división de demografía de CEPAL.

“Si esta tendencia se mantiene, llegará un momento en que la población de la región comenzará a disminuir”, agregó.

Según la entidad, actualmente hay 615 millones de latinoamericanos y caribeños y se espera que hacia 2050 la población en la región alcance a unos 784 millones de personas.

El informe proyectó que la población en la región seguirá creciendo hasta el 2060 y, a partir de entonces, comenzará a disminuir.

“Si hay alguien que todavía cree que la explosión demográfica es un problema, debe olvidarlo. La realidad y el desafío de nuestra región es el envejecimiento de la población”, dijo Saad.

Junto con ello, también puso énfasis la migración intrarregional supera actualmente a la migración internacional, lo que supone un desafío para los países en materia de protección de los derechos de los migrantes.

“Dada la movilidad de los flujos de capital, dada la globalización, la característica que vemos es que en el futuro la migración seguirá aumentando”, enfatizó Saad.