El politólogo y dirigente del movimiento Marea Socialista, Nicmer Evans, habló este lunes en Penzini y algo más por Radio Mágica 99.1 FM, sobre los recientes procesos de votación que se han organizado en el país, en este sentido afirmó que “ninguna de las cifras son pertinentes” y agregó que, en caso de ser ciertas “hay una mitad de la población que no está de acuerdo con las acciones de los partidos”.

Según datos que maneja la consultora para la que trabaja Evans, en la consulta popular de la MUD “hubo gente que firmó dos veces” así como adolescentes y personas inhabilitadas que participaron por lo que la cifra que manejan es de 6.5 millones, mientras que en el proceso de elección Constituyente solo se habría involucrado el 20% del padrón electoral, lo que se traduce en “no más de 4 millones de personas”.

A propósito del tema electoral, también habló de la situación que vivió la rectora del CNE, Socorro Hernández en un supermercado de Caracas, sobre este particular opinó que “la mentira trae odio” y aunque no está de acuerdo con ningún escrache, considera que como autoridad tiene que dar la cara, “si usted no quiere recibir odio usted tiene que ser transparente”.

El politólogo hizo mención a las recientes decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente, en este sentido, comentó “tenemos un Fiscal usurpador” y aseveró que “en la Constitución del 99 Luisa Ortega sigue siendo la Fiscal”. Piensa que a la gente se le engañó con la consulta que la MUD hizo el 16 de julio pues nada se ha cumplido, mientras que la Asamblea Nacional Constituyente, a su juicio, no llegó para cambiar la Constitución sino para gobernar por medio de esta, en este sentido afirmó “el gobierno no es estúpido, nos ve cara de estúpidos a nosotros”.

Sobre el encuentro denominado “en defensa de la Constitución”, que se realizó el pasado domingo en la sede del UCAB y donde políticos de izquierda y derecha se unieron a debatir, opinó “en lo personal no podría hacer un gobierno con Capriles o el presidente de la AN” pero estimó necesaria una alianza ahora para proteger el país.