Desde el pasado 23 de abril del 2017 un derrame petrolero que se produjo en Trinidad y Tobago que afectó a por lo menos 17 playas venezolanas entre las que se encuentran las del estado Nueva Esparta, Sucre, Archipiélago los Frailes y Los Roques, es por eso que diversos grupos de voluntarios se abocaron a aportar su granito de arena para contrarrestar el problema. Dos meses después las autoridades gubernamentales a través de la estatal PDVSA informaron que sanearon las costas venezolanas afectadas, sin  embargo el daño ambiental aún está por determinarse.

Mónica Díazmerry es una de las ambientalistas que junto con un grupo de 10 voluntarios acudieron consecutivamente durante varias semanas a limpiar el ecosistema en Los Roques alertó sobre los efectos tóxicos del hidrocarburo en la fauna marina. “Encontramos aves y peces muertos por hipotermia al intentar limpiarse el plumaje con el pico ingieren el compuesto o lo toman del agua o de animales contaminados por lo que se envenenan. Tras desaparecer el petróleo de la superficie, el agua presenta una falsa apariencia limpia dado que  queda cristalina por la muerte del fitoplancton  y fauna marina que enturbia el agua”, sin embargo, por medio de una entrevista telefónica con Penzini Plus mostró su preocupación aún cuando oficialmente ya se ha contrarrestado el derrame.

Díaz cuenta que comenzaron a pedir donaciones entre grupo de amigos y por redes sociales hasta que consiguieron algunos materiales especiales que les permitieron acudir a las playas a intentar solventar la situación, sin embargo, estima que se amerita un trabajo gubernamental prolongado y de diversas ONGS ambientalistas todavía porque a su juicio “el derrame de petróleo fue muy fuerte y extenso”.

Explicó que una de las características de Los Roques son los corales y “lamentablemente son los primeros que chupan el petróleo, el arrecife más grande sufrió una fuerte contaminación, lo que representa un riesgo mortal para esta especie”.

La estudiante resaltó la importancia “de retomar a nivel educativo el cuidado y conservación de todas las riquezas naturales y especies de nuestro país”, y agregó que “en medio de la crisis luchar por el ambiente es también una manera de defender a Venezuela”.

Si desean colaborar con este grupo de jóvenes voluntarios para que prosigan su labor de ayuda sobre esta situación específica pueden contactarlos a través de la red social Instagram: monicadiazmerry y dhfishman o por el teléfono: 0424-241-90-78