María Corina Machado, dirigente Vente Venezuela, precisó que la sesión del martes en  la Organización de Estado Americanos (OEA) en la que 20 países acordaron trabajar por la democracia en Venezuela es una gran victoria para el país.

 “Hay que entender lo que significa lo logrado políticamente el día ayer en la OEA. Cuando Maduro y el TSJ habla de Estado de Conmoción, en la cabeza de Maduro es donde hay un Estado de Conmoción. No tuvo que pasar mucho tiempo para que esto se concretara”, dijo Machado en entrevista al espacio radial Penzini y Algo Más.

Machado destacó que en la votación del pasado martes en la OEA influyó el hecho de los cambios de Gobierno tanto en la región como en la Casa Blanca e indicó que a la canciller de la República, Delcy Rodríguez a través de descalificaciones, como los insultos proferidos al embajador de México, deja entrever la debacle del Gobierno.

Un panfleto político

Sobre la sentencia emitida por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia la calificó como “un panfleto político de pésima categoría” e indicó que “los magistrados no son magistrados, son comisarios políticos” del Gobierno.

Machado argumentó que lo que está en juego en Venezuela es grande y para recuperar tanto daño es necesario de inversiones y de un estimado de más de 100 mil millones de dólares de todos los sectores, no solo el petrolero.

“El rentismo tiene que quedar atrás, necesitamos una economía abierta al mundo, en la que podamos prosperar todos”, sostuvo.

Validación

La dirigente destacó que la ruta de la validación es la impuesta por el Gobierno de Maduro y el Consejo Nacional Electoral (CNE) y consideró que “los partido políticos tenemos que rebelarnos”.