Donald Trump cambia de actitud y logra impulsar a Wall Street a alcanzar nuevos récords históricos.

En un nuevo tono más mesurado en el mensaje de Trump ante el Congreso de EEUU, inyectó un gran optimismo al mercado. Básicamente lo que promete es una gran reforma tributaria que beneficiará a las empresas y a la clase media. Aunque el discurso no ofreció nada nuevo, fue más metódico, ordenado y elaborado que los ofrecidos en otros auditorios.

El presidente Trump alegó, que su equipo económico está desarrollando una reforma tributaria histórica que reducirá la tasa impositiva de las empresas estadounidenses para que puedan competir y prosperar en cualquier lugar y con cualquier persona, y proporcionará un alivio fiscal masivo para la clase media cumpliendo con una de sus promesas de campaña.

En consecuencia el índice Dow Jones cerró por primera vez por encima de 21.000 puntos gracias a Trump que le inyectó un gran optimismo al mercado.

El Dow Jones refleja la evolución de 30 empresas industriales escogidas por los editores del Wall Street Journal logrando un récord histórico de 21.115 unidades. Algunas de las empresas que integran al Dow Jones son: 3M, American Express, Apple, Coca-Cola, Disney, Home Depot, IBM, Visa, entre otras.

La racha alcista se extendió también al índice tecnológico Nasdaq que subió 1,35%, mientras el S&P 500 ganó 1,37% después del discurso de Trump ante el congreso.

De continuar esta tendencia alcista de las empresas en los EEUU, podría aumentar la demanda de crudo y en consecuencia los precios del barril, que tanto necesita Venezuela, que se queda peligrosamente sin fondos para poder pagar sus deudas. Esta posible subida del barril, sería una especie de milagro para el país, paradójicamente impulsada por el presidente Trump.

Venezuela sin Reservas

Esta semana CNN Money advirtió en un reportaje que al país le quedan apenas $10,5 mil millones de dólares en reservas internacionales de acuerdo a los datos del Banco Central de Venezuela.

El problema es, que Venezuela debe más de la mitad de ese dinero y debe pagarlo este mismo año. De acuerdo a CNN, Venezuela aproximadamente deberá pagar $7,2 mil millones de dólares de esos $10,5 mil en pagos de su deuda en circulación. Según el portal, en el año 2011 Venezuela tenía $30 mil millones de dólares en reservas internacionales, en el 2015 bajaron a $20 mil millones de dólares y ahora apenas $10 mil millones.

Lo grave es que de seguir esta tendencia, Venezuela se quedaría completamente sin divisas en efectivo.

Siobhan Morden, jefe de estrategia de renta fija en América Latina de Nomura Holdings, se pregunta: “¿Dónde está el piso? Si los precios del petróleo se estancan y las reservas extranjeras llegan a cero, entonces el reloj se va a iniciar con un impago (default)”. Es decir que de seguir esa tendencia, Venezuela se quedaría completamente sin divisas en efectivo.

CNN Money también advierte que la inflación aumentará a 1,660% este año y 2,880% en 2018, según cálculos del Fondo Monetario Internacional.

La angustiosa disminución de las reservas internacionales pintan un cuadro financiero de miedo, ya que el país se enfrenta a una crisis humanitaria provocada por una crisis económica.

Las Reservas en Oro Cuestionadas

Para el cierre del 2016 Venezuela poseia unos $7.7 millardos en reservas de oro gold usando un precio promedio de $1,272.42 la onza. Estas cifras fueron cuestionadas por el analista Russ Dallen quien piensa que estas reservas deben ser menores a las reportadas porque cree que el país vendió más de $2.3 millardos que fueron reportados por las autoridades suizas. De ser cierto esta estimación, estamos prácticamente “ras con ras” para cubrir la deuda, por que tendríamos $7,8 mil millones de dólares en Reservas para pagar $7,2 mil millones de deuda.

Producción de Petróleo

Otro problema que enfrenta el país es la caída de producción de petróleo. La petrolera Baker Hughes (BHI) contabilizó el número de taladros operativos en Venezuela y reportan que de los 71 operativos en Marzo del 2016 en este momento hay apenas 50, una caída de más de 20 % de la producción. De seguir esta tendencia la producción se reduciría unos 200,000 a 300,000 barriles diarios de producción afectando gravemente nuestros ingresos petroleros. Las expectativas para finales del 2017 es una producción 1.7 a 1.8 millones de barriles diarios.

¿Un Posible Default?

De acuerdo al analista Dionisio Sifontes, hay dos fechas claves para el pago de bonos e intereses que son el 12 de abril y el 02 de noviembre. A través de un mensaje en Twitter, @sifontesd tranquiliza a los inversionistas asegurando que PDVSA tiene los fondos disponibles para el pago de Abril que están en el orden de $2,800 millones para cumplir con los vencimientos. Considera que de existir riesgo de default sería a partir del 2019 pero por ahora no le parece factible.

De acuerdo al analista, el año mas duro históricamente por concepto de compromisos sera el 2020 donde se vencen 2 emisiones de Citgo y parte de los PDVSA producto del canje del 2016.

Conclusión

Trump se va afianzando en el poder haciendo lo que mejor sabe hacer como empresario: crear crecimiento económico. Así lo demuestra Wall Street, con un mercado que no para de subir logrando diariamente nuevos récords históricos. Este crecimiento podría hacer subir los precios del crudo que tanto necesita Venezuela, debido a que se encuentra en el peor estado económico de la historia contemporánea.

Nos quedamos sin Reservas, el Bolívar no vale nada y vivimos un proceso muy cercano a la hiperinflación. Peor aún, el nivel de las Reservas está cuestionada por la operaciones de canje de oro reportadas en Suiza y ahora también se reporta que la producción de petróleo podría caer un 20%. Ante este sombrío panorama se habla de un alto riesgo de default de los papeles venezolanos.

Urge un cambio de modelo económico, aumentar la producción de petróleo, acudir a organismos como el Fondo Monetario Internacional y devolverle la autonomía al Banco Central o tendremos que asumir las terribles consecuencias de un posible impago de la deuda, más temprano que tarde.