Los caraqueños se acostumbraron a que el Metro de Caracas cierre varias estaciones cuando hay protestas de la oposición. El argumento siempre es el mismo: resguardo de usuarios, personal e instalaciones, pues la compañía ha sufrido daños en los días en que hay manifestaciones.

Por ejemplo, la semana pasada unos sujetos quemaron la caseta situada en Altamira. Sin embargo, la oposición se ha desmarcado de estos actos violentos e insiste en las exigencias firmes pero pacíficas. Los mismos manifestantes suelen asegurar que quienes destruyen son infiltrados.

El problema es que el Metro de Caracas avisa el mismo día de la protesta las estaciones que no funcionan, así que la gente tiene que devolverse o utilizar otra alternativa.

La semana pasada hubo un récord: 27 estaciones suspendidas hasta altas horas de la noche. La Línea 1 prácticamente no existió el 13 de abril; solo funcionaron Propatria, Pérez Bonalde, Plaza Sucre, Gato Negro y Agua Salud.

Para mañana se espera que la cantidad sea mayor, pues “la madre de todas las marchas” (como define la oposición la movilización del 19 de abril) va a partir desde inusuales zonas como el 23 de Enero o Caricuao.

De acuerdo con un trabajador del Metro que pidió no mencionar su nombre, de Línea 1 estará suspendido el servicio en Caño Amarillo, Capitolio, La Hoyada, Parque Carabobo, Bellas Artes, Colegio de Ingenieros, Plaza Venezuela, Sabana Grande, Chacaíto, Chacao, Altamira, Miranda, Los Dos Caminos, Los Cortijos, La California y Petare. “Eso es algo seguro”, dijo.

En Línea 3 se espera que esté cerrada Ciudad Universitaria, aunque indicó que es probable que sean más. De Línea 2 no funcionarán Capuchinos y El Silencio; de Línea 4 Teatros, Nuevo Circo, Parque Central y Zona Rental, y de Línea 5, Bello Monte.

Afirmó que ninguna ruta de Metrobús prestará servicio.

Ricardo Sansone, coordinador de Familia Metro, dijo que, por ahora, lo que conoce es que no funcionarán 13 estaciones: El Silencio, Capitolio, La Hoyada, Parque Carabobo, Bellas Artes, Colegio de Ingenieros, Plaza Venezuela, Zona Rental, Sabana Grande, Chacaíto, Teatros, Nuevo Circo y Parque Central.

Explicó que lo que busca el Metro es cerrar las estaciones de transferencia para que la gente no pueda movilizarse en las instalaciones. “Por eso cierran El Silencio y Capitolio, para evitar que vayas a Línea 2”, señaló. Lo mismo ocurre al suspender Plaza Venezuela, obligatoriamente deja de funcionar Zona Rental.

“La idea es obligar a la oposición a que se mantenga en el este de la ciudad”, agregó.