Para el diputado de la Asamblea Nacional José Manuel Olivares “este país no quiere una nueva Constitución, quiere un nuevo Presidente”.

Aclaró que la Carta Magna actual es el verdadero legado del presidente Hugo Chávez quien “con todo el aval social que tuvo, no se atrevió a hacer una Constitución a su medida” sino que esta fue una aprobada y discutida por académicos de todas las índoles.

Ante esto, aclaró que “el problema de este país no es quitar o poner artículos a una ley, el problema es que no cumplen la Constitución, es que hicieron de la política un negocio, es que les importa poco la vida de los venezolanos”.

“El problemas básico en Venezuela es social”.

A su juicio, “la propuesta Constituyente está llena de odio y amenazas” y que “el plan del Gobierno es hacernos pensar que esto (un país de posibilidades) no es posible, que hay que vivir de rodillas, que no tiene sentido luchar”.

Sin embargo, destacó que el pueblo venezolano no ha dejado de “demostrar al Gobierno que hay un país que no se rinde, que no está dispuesto a vivir de rodillas”.

Por último, Olivares indicó que “el aprendizaje de estos días y de estos años ha hecho madurar al país, a la sociedad y a la política”.