Para reducir el riesgo de su personal hará una parada en Aruba para cambiar la tripulación, que continuará hasta Caracas pero regresará de “inmediato” a Houston, según difundió United en un comunicado.

Como resultado, el personal de la aerolínea no tendrá que bajarse del avión, excepto por el paseo de seguridad del capitán.

La nueva ruta comenzará a partir del próximo 4 de abril.

La misiva aclaró que el nuevo vuelo todavía no tiene derecho de transportar pasajeros solamente hasta Aruba y agregó que tampoco puede recoger viajeros en Aruba para posteriormente trasladarlos a Caracas.