Los cajeros electrónicos de las entidades bancarias de Cúcuta se encuentran llenos de largas filas de venezolanos que, desde hace un par de semanas, buscan obtener los dólares estadounidenses que subasta el gobierno de Nicolás Maduro.

Jackson Rubio llegó a Cúcuta desde San Cristóbal, en Táchira, con una tarjeta de un banco del Estado. Su misión era retirar en pesos colombianos el equivalente a 100 dólares que adquirió a través del sistema de subasta de divisas que aplicó el gobierno venezolano.

Rubio compró estos 100 dólares a tasa preferencial, pagando 710.000 bolívares (7.100 por cada dólar), aproximadamente 177.500 pesos colombianos, reseñó La Opinión de Colombia.

Ya con dinero en mano, existen varias opciones para los venezolanos: hacer mercado en Colombia para contrarrestar la escasez de alimentos en su país y el control en la cantidad de productos que se pueden adquirir, comprar dólares en Cúcuta o vender los pesos por bolívares para participar en la próxima subasta.

Fuente: La Opinión