Estudiantes venezolanos en el extranjero viven desde hace tres años en precarias condiciones debido a que el Estado no les liquida divisas, informó Carlos Moreno, coordinador de la organización Estudiantes Venezolanos en el Exterior. Dijo que la situación de quienes emigran por oportunidades de estudio es sumamente difícil, y recordó que la crisis empezó en 2014. De allí en adelante ha habido negaciones masivas de asignación de dólares. “Hay quienes no tienen dónde vivir, muchos ahora están arrimados, otros ya perdieron su estatus migratorio, algunos luchan por mantenerlo”.

Fuente: El Nacional

La no liquidación de divisas afecta a 25.000 estudiantes venezolanos en el extranjero. Muchos están indocumentados por la falta de apoyo del gobierno. “No tuvieron dinero para regresarse y además tienen deudas cuantiosas. Ya dejaron sus carreras porque el Cencoex nunca respondió las solicitudes”.

España y Estados Unidos son los países donde han desarrollado alternativas para hacer valer sus derechos. “Con el gobierno español y la oficina de refugiados de las Naciones Unidas tratamos de paliar la crisis de nuestros coterráneos. Queremos que se les dé un estatus especial para al menos salvar la parte migratoria”.

En Estados Unidos crearon los llamados Consejos Universitarios, una instancia donde se reúnen representantes de un estado para evaluar la situación que viven los inmigrantes. En Florida ya hay uno donde activaron acciones más profundas en la parte social e intentan construir soluciones permanentes.

Se ingenian además con otras opciones. “En Utah, por ejemplo, se debate una ley para que los venezolanos paguen los aranceles universitarios como residentes o ciudadanos estadounidenses”, apuntó Moreno. “Los legisladores nos llaman refugiados modernos, víctimas de una neodictadura”.

Moreno alertó que en Europa las condiciones son aún más difíciles. “Hay muchos que han terminado en la mendicidad. Viven en aeropuertos, en los carros o en casas de abrigo”.

Urge una solución

Sonia Medina, diputada por Voluntad Popular y presidente de la subcomisión especial que investiga la asignación de divisas para venezolanos en el exterior, solicitó a la Asamblea Nacional que declare la emergencia migratoria por la situación que atravesaban estudiantes y pensionados en el exterior. “Hay venezolanos que nos contactaron y pudimos ver videos en lo que algunos están en situación de mendicidad”.

Según las cifras que ha recopilado la subcomisión, se calcula en 37.000 los afectados por la no liquidación de divisas por parte del Estado venezolano: 25.000 estudiantes y 12.000 pensionados y jubilados.

Medina denunció que los pensionados ya suman 17 meses sin que el Cencoex les haya cancelado lo que les deben. “Los hacen venir a Venezuela para dar su fe de vida y luego cuando se tienen que devolver no les actualizan su estatus migratorio para no pagarles las divisas que, en su mayoría, son usadas para comprar medicinas”. Anunció que parlamentos de otros países están atentos ante la crisis que viven los venezolanos en el exterior. Pidió a la Contraloría General de la República que se aboque a investigar la corrupción en la asignación de dólares.

En septiembre pasado, la Asamblea Nacional aprobó un acuerdo sobre la precaria situación en la que se encuentran los venezolanos que viven en el extranjero. La resolución especificó que el Parlamento exigiría al gobierno que honre las deudas y compromisos pendientes con los venezolanos que se encuentran fuera del país. “Nos encontramos ante una situación crítica y compleja, que nos obliga a nosotros como parlamentarios, y voceros legitimados del pueblo de Venezuela a velar por los derechos de todos los venezolanos dentro y fuera del territorio”.

Los diputados recogieron testimonios de padres y representantes, videos, entrevistas, testimonios de miembros de la junta directiva del Instituto de Oficiales retirados de las Fuerzas Armadas, de la Federación de Militares Pensionados en el Exterior, de los grupos de jubilados en Chile y en Canarias, de la Asociación de Jubilados en Madrid, de la Asociación de Pensionados venezolanos residentes en Colombia, de los jubilados venezolanos en Argentina, en México y en Panamá, así como denuncias recibidas a través de correo electrónico y por medio de correspondencia.

Violación de los derechos

Roberto León Parilli, presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores, afirmó que el gobierno viola los derechos ciudadanos. Advirtió que la situación con el Cencoex es muy grave. “No funciona para los viajeros, muy poco para estudiantes y nada para pensionados”.

Indicó que la asignación de divisas se ha convertido en una suerte de caja de sorpresas, de la cual nadie sabe exactamente lo que va a salir. “Hay muchísimas denuncias sobre la página web, que ya tiene más de un mes sin funcionar, y sobre el hecho de que no se puede acceder a la solicitud de dólares preferenciales. Aunque no las hemos cuantificado es una cantidad importante que nos alerta sobre lo que sucede”.

Explicó que aunque no es la primera vez que esto sucede con la asignación de divisas, sí es en cuanto al tiempo. “En el pasado ha habido estas prácticas. Pareciera que el gobierno solo quiere financiar lo que tiene que ver con alimentos”.

Comentarios