El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa reporta que desde que comenzaron las protestas contra el golpe de Estado y para pedir elecciones libres, en abril, 33 trabajadores de la prensa han sido detenidos de forma arbitraria durante la cobertura.

Una detención arbitraria es aquella que se produce sin orden judicial ni en situación de flagrancia. De las 33 detenciones ilegales, tres trabajadores de la prensa fueron presentados ante un juez, y uno tiene un juicio abierto con medida cautelar de presentación.

El 10 de abril, el periodista Yonnathan Guédez fue detenido arbitrariamente por la GNB en Barquisimeto junto a otras 47 personas, cuando cubría una manifestación. Pese a haberse identificado y demostrado que estaba trabajando, permaneció 16 días preso, hasta su presentación ante un juez. En la audiencia del 26 de abril no fue dejado en libertad plena sin imputación, como lo solicitó el Ministerio Público, sino que el juez le dictó medida cautelar de presentación cada 8 días y le atribuyó los delitos de resistencia a la autoridad, detención de objeto incendiario e instigación para alterar el orden público, por lo que tiene un juicio abierto.

“Los guardias nacionales del centro militar donde estuve detenido me decían que yo estaba ahí por chismoso. Cuando salí uno de los militares me dijo que me cuidara. Yo sigo cubriendo las manifestaciones, en el nombre de Dios. Es mi trabajo. A muchos de esos militares me los he encontrado en las protestas”, contó Guédez.

El 2 de mayo un periodista, un camarógrafo y dos motorizados de Vivoplay fueron retenidos en Caracas por civiles armados y entregados a funcionarios de seguridad. Luego de varias horas el periodista y el camarógrafo fueron liberados mientras los motorizados Marcos Vergara y Deivis Valera fueron presentados ante un juez y mantenidos tras las rejas hasta el 2 de junio cuando se les otorgó la libertad bajo fianza.

Mal precedente. El secretario general del SNTP, Marco Ruiz, y la directora ejecutiva del Instituto Prensa y Sociedad, Marianela Balbi, coincidieron en afirmar que ambos casos sientan un mal precedente y ponen a los trabajadores de la prensa en un estado de indefensión total frente a las detenciones arbitrarias.

“Los periodistas presentados a tribunales quedan expuestos a esta nueva dinámica en la que las solicitudes de libertad plena del Ministerio Público pueden no ser tomadas en cuenta por los jueces. Esto no ocurría antes y es producto de la confrontación entre el MP y el Poder Judicial”, indicó Ruiz.

“Ese patrón afecta a ciudadanos y ahora también a periodistas. Es una arbitrariedad que demuestra la violación de la Constitución. Periodistas y ciudadanos están en una total indefensión frente a un poder judicial que actúa al margen de la ley”, apuntó Balbi. IPYS contabiliza 29 casos detenciones arbitrarias.

Desde el 31 de marzo hasta el 24 de junio el SNTP registró 376 trabajadores de la prensa agredidos, bien sea por detenciones, robos, golpes, heridas o amenazas. 170 de las agresiones provienen de los cuerpos de seguridad: 103 de la GNB, 18 por civiles armados progobierno y 42 por manifestantes de ambos bandos.

Otros casos. El comunicador Braulio Jatar fue apresado en septiembre de 2016 tras informar sobre el levantamiento del pueblo de Villa Rosa, en Nueva Esparta, contra Nicolás Maduro; mientras Sergio Contreras, abogado y coordinador de redes sociales deEl Nuevo País, lo fue el 10 de mayo cuando participaba en una protesta en Caracas. Jatar tiene casa por cárcel, y Contreras está en Ramo Verde.

Cierres. Un informe de IPYS señala que 42 estaciones de radio y TV han sido cerradas por el gobierno este año. El caso más reciente, el de ULA-TV que salió del aire el 14 de junio. “Estas acciones han sido ejecutadas bajo un patrón de opacidad. Conatel no ha difundido las providencias de estas decisiones”, dice el informe. La ONG precisa que solo durante las manifestaciones, “23 emisoras y una televisora han sido suspendidas”.

ELDato

La Alianza por la Libertad de Expresión, integrada por una veintena de organizaciones por la libertad de expresión, realizará hoy una concentración en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes para marchar hasta la sede de Conatel. El objetivo es entregar un documento, suscrito por 896 personas, que denuncia los atropellos al periodismo y rechaza la convocatoria a la asamblea nacional constituyente. La actividad está prevista para las 10:00 am y contará con la participación de los partidos de la Mesa de la Unidad Democrática.

Cifras

*60,5% de las agresiones a periodistas tiene como victimarios a la GNB, dice el SNTP

*16 periodistas extranjeros han sido expulsados de Venezuela en 2017, de acuerdo con IPYS

*376 trabajadores de la prensa han sido atacados del 31 de marzo al 24 de junio, registra el sindicato.