El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se alineó con la oposición venezolana para denunciar este lunes un aumento de procesos judiciales militares contra civiles.

“Las acusaciones de delitos de vilipendio y de instigación a la rebelión así como otras tipificaciones de similar naturaleza forman parte de un discurso reaccionario desprovisto de fundamentos legales aplicados contra manifestantes”, dijo Almagro, en una declaración grabada.

El secretario general de la OEA estimó que “las acusaciones de fiscales militares a civiles son un absoluto despropósito en términos jurídicos”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, aseguró que los casos de manifestantes detenidos y procesados por la jurisdicción militar están enmarcados en la ley.

“Cuando hay una agresión sobre el centinela, o sobre un efecto de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), o un bien de la FANB, perfectamente se incurre en un delito militar y puede conocer la jurisdicción militar”, indicó el ministro venezolano consultado sobre estas denuncias.

Todo aquello que se consiga atacando o agrediendo al centinela en flagrancia, inmediatamente la jurisdicción militar es competente para conocer de ellos”, remarcó el militar que precisó que tales sanciones están estipuladas en el Código Penal Militar.

Con la actuación contra el “centinela” el general en jefe, máximo rango de la Fuerza Armada venezolana, se refiere al militar en funciones de vigilancia y orden público.

Explicó que aunque los procesos se inicien en tribunales militares, en el desarrollo de las causas se define la competencia de los órganos de justicia.

“Nosotros con el Ministerio Público siempre hemos trabajado de la mejor manera y al final se van dirimiendo la jurisdicciones en el camino, como corresponde”, añadió.

Fuente: Banca y Negocios