El secretario general de la OEA, Luis Almagro, criticó que la oposición venezolana haya participado en el proceso de las elecciones regionales, ya que a su juicio, “cualquier fuerza política que acepta ir a una elección sin garantías, se transforma en instrumento esencial de un eventual fraude y demuestra que no tiene reflejos democráticos para defender a la gente, en este caso el voto”.

A través de un video difundido en su cuenta Twitter, Almagro resaltó que la situación acaecida el pasado domingo “no es nueva”, debido a que se registró en eventos como la activación del referendo revocatorio (que fue anulado por el Tribunal Supremo de Justicia) y la realización del llamado plebiscito  del 16 de julio (donde el chavismo lo llamó “un ejercicio sin validez”).

En ese sentido, espera que lo evidenciado durante las elecciones regionales en Venezuela “sea un aprendizaje para todos”, tanto para la dirigencia opositora, como para la comunidad internacional porque “solamente podemos esperar resultados como fraude y violación a los Derechos Humanos sin la estrategia y acción política se alejan de los principios y valores democráticos, cuando se conforman con acuerdos fáciles y circunstanciales”.

Para Almagro, en Venezuela no habrá garantía de elecciones justas, “a no ser que se realice con observación internacional calificada -y en especial de esta organización- que vele por un proceso transparente y ajustado a la legalidad”.

Nuevamente condenó los abusos a los derechos civiles por parte de las autoridades venezolanas  y agregó que “no se pueden reconocer los resultados en un país en el cual no existen garantías para el ejercicio efectivo de la democracia”.

Instó a la dirigencia opositora a hacer una mejor conexión con sus simpatizantes y con aquellos líderes que entendieron que la ciudadanía “quiere libertades y no está dispuesta a seguir las reglas de la dictadura”.

En ese sentido, consideró que ya el tiempo de resoluciones y declaraciones pasó, aunque saludó las iniciativas que varios gobiernos han aplicado en contra de funcionarios venezolanos, al tiempo que recalcó que la secretaría de la OEA continuará con los procesos para determinar y ratificar las denuncias por crímenes de lesa humanidad, promover y legitimar la aplicación de sanciones contra el gobierno, así como apoyar la institucionalidad democrática que hoy funciona en el exilio, refiriéndose al Tribunal Supremo de Justicia.

Fuente: El Estímulo