En el marco del día del periodista, la Vicepresidencia de la Comisión del Poder Popular y Medios de Comunicación de la Asamblea Nacional (AN) a través de la diputada Olivia Lozano alza su voz para denunciar al país la criminalización del ejercicio de la comunicación social en Venezuela “la imposición de una hegemonía comunicacional, la agresiones brutales a periodistas, juicios políticos contra editores y la censura aplicada por Conatel ha sido una política de Estado primero de Hugo Chávez y ahora de Nicolás Maduro”, aseveró.

Lozano, diputada por el estado Bolívar, explicó que en la misma medida que el Gobierno de Nicolás Maduro fue perdiendo el respaldo popular, la política hegemónica comunicacional se convirtió en el eje fundamental para mantener a la cúpula oprobiosa y nefasta del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en el poder. “Brazos ejecutores afilaron sus herramientas para censurar, presionar, perseguir, reprimir, penalizar y criminalizar nuestros irrenunciables derechos de saber y decir, convirtiendo en víctimas de su infame política a hombres y mujeres que decidieron ejercer el periodismo en Venezuela, que hoy por hoy se ha convertido en la más peligrosa profesión”, exclamó.

La parlamentaria enumeró algunas de las herramientas que usa el oficialismo para silenciar la voz de los periodistas y la prensa libre, tal es el caso de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) que oprime a los medios y aplica una férrea censura o la propia Corporación Maneiro que niega el papel a los periódicos que son críticos al régimen de Nicolás Maduro. “Esto sin dejar de lado al Sistema de Medios Públicos que se ha utilizado solo como herramienta de propaganda del chavismo, la innumerables cadenas y la compra de medios por personas ligadas al partido oficial. Todo esto ha impuesto una hegemonía comunicacional en el país”.

La vicepresidenta de la Comisión del Poder Popular y Medios de Comunicación reveló que la justicia en Venezuela tiene en el punto de mira a los comunicadores sociales, a quienes se les abren procedimientos o son citados por el Sebin por solo el hecho de informar lo que ocurre en una sociedad en crisis. “Hace pocos días fueron citados tres, por este organismo para hostigarlos en el ejercicio de su profesión. El Estado tiene una persecución a los periodistas que investigan y los criminaliza por eso. En vez de apoyarse en sus indagaciones para dar soluciones a infinidades de denuncias”, dijo.

Concluyó informando ‎que seguirán elevando la voz ante el mundo para denunciar la violación sistemática de los derechos de los venezolanos, recalcando que los periodistas no están solos y hoy cuentan con una AN luchando a su lado para rescatar la libertad de prensa. “Es vital que impere la democratización de las comunicaciones, el derecho a saber y decir, sin sufrir las consecuencias de una dictadura que pretende con terrorismo y abuso de poder silenciar a los comunicadores sociales y por ende la voz de los ciudadanos”.