Volver a lo antiguo con algo nuevo. Eso es lo que se planteó Inés Paullier cuando a los 56 años se embarcó en su primer emprendimiento. Su empresa, Mosaicos del Sur, ubicada en Montevideo-Uruguay, lanzó el pasado mes de septiembre, sus baldosas con diseño fabricadas como “en antaño: pieza por pieza”.

“En enero de 2014 me quedé sin trabajo y tenía que hacer algo. Entonces, o innovaba o me traía un contenedor chino con broches de pelos y pegatinas. Y acá estoy”, comentó.

Arena, cemento y pigmentos de colores son los materiales necesarios para fabricar las baldosas de 20 por 20 centímetros que ofrece su compañía, de la que además es directora.

A pesar de que el lanzamiento ocurrió hace solo unos días, la empresa ya ha recibido un pedido que por sí mismo implica hasta 750 metros cuadrados, lo que se suma a baños en hogares, hoteles, estancias y jardines, que ya han optado por las baldosas de Mosaicos del Sur. Se aprovechó el lanzamiento para lo que le sumó un sellador de fabricación propia, que se coloca sobre las baldosas para dar la sensación de antiguo.

“Esto es un producto de alta gama. Lo que hacemos no lo realiza nadie más en el país. Es todo artesanal, hecho a mano. Lo que ofrecemos es único: no hay repetidos. Hemos recuperado moldes antiguos y diseñado nuevos, de forma que la combinación artesanal asegure exclusividad”, dijo Paullier, que destacó la resistencia de este material en comparación con la porcelana.

Mosaicos del Sur también ofrece un simulador virtual en su página web donde los posibles clientes pueden probar los 79 diseños y 42 colores distintos a disposición.

La directora de la empresa subrayó que se trata de industria nacional. “Tenemos los códigos de los modelos y los colores, por lo que no hay que hacer stock y la reposición es rápida. Además de la prensa hidráulica contamos con una prensa manual; acá no dejamos a nadie parado”, apuntó.

Valores ambientales

Paullier es ornitóloga y diseñadora de jardines, lo que constituye un complemento en un nicho comercial que puede resultar interesante para su actual producto.

La formación de Paullier, confesa ecologista y expresidenta de Aves Uruguay, se refleja también en los valores y políticas ambientales de la empresa. Aseguró que es un producto 100% ecologista, ya que no se utiliza metales pesados, se recicla el agua usada durante anteriores procesos y se reutilizan los mosaicos que no pasen el control de calidad.

El proceso de creación

El procedimiento de fabricación de cada baldosa lleva entre cinco y diez minutos. Se coloca primero los pigmentos sobre el molde elegido, se retira el molde y se pone luego mezcla de cemento con arena para, finalmente, en la última capa agregar mezcla de arena con cemento. Solo resta aplicar la prensa hidráulica a los materiales.

Las baldosas llevan 15 días de curado sin necesidad de usar horno, y en la actualidad la capacidad productiva de la fábrica es de 20 metros cuadrados diarios, aunque Paullier aspira a ir aumentándola paulatinamente.