Henrique Capriles Radonski,  gobernador del estado Miranda,  rechazó que el gobierno se niegue a recibir ayuda humanitaria de la comunidad internacional.

“Un día dicen que no hay crisis humanitaria, que aquí a nadie le hace falta comida.  Ahora vienen a decir que los barcos con comida y medicinas no pueden llegar por las sanciones”, dijo

El mandatario regional recalcó que el régimen prefiere que los venezolanos pasen hambre antes de reconocer que existe una crisis. “Aceptar ayuda humanitaria para ellos significaría reconocer que en Venezuela hay una crisis”, señaló.

Indicó que las elecciones regionales del próximo 15 de octubre no van a resolver la crisis del país.

“Superando este obstáculo, el país va a requerir de mucho esfuerzo para levantarlo. A la gente hay que hablarle con claridad, no hay una varita mágica”, aseguró.

Capriles exhortó a los venezolanos a no dejar de ejercer el derecho al voto. Apuntó que el sufragio es también una forma de protesta.

Fuente: El Nacional

Comentarios