Durante el pronunciamiento de la Red Vecinal Metropolitana de la Gran Caracas, la cual está conformada por dirigentes sociales de los municipios Libertador, Sucre, Baruta, El Hatillo y Chacao, estos destacaron la importancia de reconquistar el derecho al voto como única salida a la crisis social y económica que vive Venezuela. Pero asimismo concluyeron en la necesidad de vincular de manera fuerte el sufrimiento del pueblo por la falta de comida con la urgencia de procesos electorales lo antes posible.

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, señaló la imperiosa necesidad de conectar el dolor del hambre que sufren los venezolanos todos los días, y que los ha llevado incluso a comer de la basura, con la urgencia de un llamado a elecciones como único mecanismo para salir de la crisis. “La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) debe entender este llamado que le hace el pueblo, reconocer que la marcha del 23 de enero no contó con la asistencia esperada, porque esta fue centrada solo en el tema electoral y no se enlazo con la hambruna y extrema violencia que se vive en Venezuela”, indicó.

Rojas hizo un llamado a los diputados a la Asamblea Nacional (AN) y dirigentes de la MUD a que sientan y vivan los graves problemas que afectan a los venezolanos, acompañándolos y promoviendo protestas sociales contundentes contra el Gobierno de Nicolás Maduro, siendo este un mecanismo de presión para que se realice una convocatoria urgente a elecciones. “Como ciudadanos pedimos que nuestros parlamentarios estén con nosotros en las decenas de protestas que se realizan diariamente en Venezuela, por hambre, inseguridad o malos servicios públicos. Más que una gran marcha a Miraflores el pueblo clama es por un llamado a una jornada nacional de protesta en las colas de comida o medicinas, debemos hacer sentir a los fascista PSUV ese dolor desgarrador que sufrimos”.

El miembro de la Red Vecinal Metropolitana felicitó iniciativas como las de la AN de sesionar en los sectores donde el pueblo padece la crisis, haber ido a la Maternidad Concepción Palacio o debatir en pleno barrio de Petare son acciones dignas de resaltar. “Este es el parlamentarismo de calle que exige el momento que vivimos, protestar contra el hambre y exigir elecciones ya son las banderas, pero ojo en ese orden no viceversa. La presión de un pueblo que muere por falta de alimento es el primer combustible para conquistar de nuevo el derecho al voto”, afirmó.

Informó que otra manera de presionar al Consejo Nacional Electoral (CNE) es convocar unas elecciones primarias para elegir por este mecanismo a todos los candidatos de la Unidad Democrática, desde Gobernadores, alcaldes hasta los propios concejales y parlamentarios a las asambleas legislativas. “Esto construiría un ejército de voluntades con centenares de ciudadanos que además de exigir elecciones regionales y municipales, acompañarían a los venezolanos en sus manifestaciones diarias contra el Gobierno hambreador de Maduro”, concluyó.

Información de nota de prensa.

Comentarios