La periodista Caterina Valentino dijo en el programa Penzini y algo más “siento que no tenemos que envidiarle a periodistas internacionales (…) y me siento orgullosa de lo que hemos logrado en nuestro país”, a su juicio “tenemos que estar orgullosos porque hacemos periodismo de guerra”.

Valentino confesó que “hay días en los que me quiebro, en los que en vez de contar vidas cuento muertos” y aseguró “no perdemos esa capacidad de conmovernos pero seguimos en la calle”. Cuestionó que no haya reconocimiento por parte del gobierno nacional para los comunicadores sociales de Venezuela.

En el programa de este martes también se recibió la llamada del periodista Vladimir Villegas, quién felicitó a todos sus colegas y envió un mensaje en el que afirmó “es una profesión noble, digna sobre todo en esta coyuntura, creo que es una condición del periodista defender la libertad de expresión”.