José Ramos, gerente de la firma consultora homónima, destacó que el proceso de comunicación dentro de las corporaciones debe ser importante para asumir el liderazgo de un grupo.

“La palabra comunica y el cuerpo transmite y vende. El cuerpo tiene que ir con la mente”.

Ramos precisó que no hay lectura positiva de lo que puede ser la comunicación verbal y esto obedece a que se escucha para responder y no para interpretar el mensaje.

El gerente comentó que no se es asertivo porque no hay un proceso o meta comunicacional de donde se quiere llegar. “Por esto es que ocurre una bifurcación en el proceso de comunicar”, dijo.

03-02-2016