La presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, junto a los ministros de Educación, Elías Jaua, y de Comunicación e  Información, Jorge Rodríguez, presentaron los alcances que tendrá la llamada Ley Contra el Odio, así como la forma en la que será difundida a través de las instituciones educativas y los medios de comunicación.

Aseguró que para la discusión y posterior aprobación del articulado, se hizo un estudio previo en donde se comparó la legislación presentada por el presidente Nicolás Maduro con otras leyes en el mundo, en especial de Ecuador y Alemania, y aseguró que la aprobada en Venezuela no tiene comparación.

Manifestó la necesidad de que los venezolanos “se apropien de la Ley” y explicó que la misma no se aplica a “cualquier odio”

“En el caso de una pareja donde haya infidelidad, el Estado no puede prohibir que expresen ese tipo de sentimientos. Estamos prohibiendo el odio como en los casos del derecho a la vida, la integridad humana (…) el derecho a la paz, a la tranquilidad (…) Expresiones de odio, intolerancia, belicismo que afecte y tenga la capacidad de vulnerar la ley”, acotó.

Insistió en que la idea es que se promueva la convivencia y se evite la difusión de mensajes de odio y belicistas.

Por su parte, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, resaltó que Conatel ejercerá un control y vigilancia de las redes sociales, así como lo hace con los medios de comunicación.

“A través de Conatel (…) estableceremos los mecanismos tecnológicos para que se impida el odio a través de las redes sociales (…) estableceremos los mecanismos para que cualquier proceso (…) tomen las redes sociales como nicho impune (…) Así como Conatel lleva control necesario por parte de los medios de comunicación, también lo harán a través de las redes sociales”, subrayó.

Por otra parte, indicó que se han definido una serie de campañas para difundir la Ley contra el Odio y se convocará a los medios de comunicación “para que se sumen a la instrumentación de esta Ley”, así como a la difusión y los alcances de la misma.

Destacó también la importancia de que el articulado haya sido aprobado por el llamado órgano plenipotenciario, luego de que vivieran “situaciones extremas que no habíamos vivido en Venezuela” durante las protestas antigubernamentales, registradas de abril a julio de 2017.

Agregó que la misma protegerá a las personas que “se han sentido segregadas, agredidas o discriminadas”. Puso el caso de aquellas personas de tez oscura que han sido rechazadas en un local nocturno, o el joven que ha sido víctima del bullying en su plantel.

Entretanto, el ministro de Educación, Elías Jaua, explicó que gracias a la Ley se puede tener un marco jurídico para actuar y así “poder incorporarlo como un programa permanente dentro de una de las materias”, que sería dentro del pensum en la Educación Media y  fomentar los valores de reconocimiento y la conviviencia.

Fuente: El Estímulo