La Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) expresó su solidaridad con el sector panadero del país “en momentos que a partir de políticas económicas equivocadas y manejadas de manera improvisada y discrecional, los dueños de estos comercios son amenazados, perseguidos y despojados de los bienes que han sido producto del esfuerzo y dedicación de años de trabajo”.

El presidente del organismo cúpula industrial, Juan Pablo Olalquiaga, reiteró el llamado a reconocer y respetar los derechos constitucionales en Venezuela.

“Resulta inadmisible que, bajo la excusa de ausencia de producción de pan que responde a la falta de materia prima que depende directamente de las importaciones de trigo que a su vez es responsabilidad absoluta del Gobierno Nacional, se pretenda anarquizar un sector que a diario lleva tan imprescindible alimento a la mesa de los venezolanos”, señaló Olalquiaga.

“En Venezuela debemos reivindicar la importancia del esfuerzo, el trabajo y el derecho de propiedad, y acabar con distorsiones fortalecidas bajo este Gobierno como la expropiación, el oportunismo y el facilismo para obtener las cosas”, sentenció el líder de la industria venezolana.

Olalquiaga aseveró que “el tiempo se ha encargado de demostrar que el permanente ataque a la propiedad privada ha dejado a su paso solo muestras de la destrucción de la empresa privada, de la producción, del empleo, desabastecimiento de bienes y servicios, inflación y la ruina de la mayor parte de la población”.

Conindustria llamó además a propiciar acuerdos entre el sector panadero y las autoridades del área que arrojen verdaderas soluciones a la problemática de la importación de materia prima para la fabricación y expendio de pan en el país.

Fuente: Finanzas Digital