Los abogados del gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, calificaron como un acto “vergonzoso” y violatorio de la Constitución el proceso llevado a cabo por la Contraloría de la República que terminó en la inhabilitación política por 15 años del dirigente opositor.  

“El derecho político de ser elegido solamente puede ser afectado o revocarse por una sentencia firme, y quienes dictan sentencia son los tribunales por medio de un juicio donde se determine que hubo algún delito que haya afectado al patrimonio publico. Nada de eso sucedió” en el caso de Capriles, señaló en rueda de prensa uno de sus defensores, Rafael Chavero.

El abogado explicó que en el proceso que se ha realizado contra el gobernador de Miranda no hubo juicio penal sino una simple investigación administrativa “montada” que señala “cuatro faltas inexistente”, y por la cual el contralor de la República, Manuel Galindo, le aplicó a Capriles una multa equivalente a cuarenta mil bolívares.

Precisó que entre los “delitos” que se le “imputan” a Capriles figura una donación que recibió de embajadas para ejecutar planes sociales en el estado Miranda, hecho que la Contraloría consideró una falta porque dicha donación no fue aprobada por la Asamblea Nacional.

“Ese procedimiento tenia una finalidad que era buscarle una falta a uno de los funcionarios públicos más honestos que hemos tenido, para imponerle cualquier multa y luego el Controlador declarar, sin ningún procedimiento, una inhabilitación”, expresó.

Además rechazó la sanción, alegando que esta no se aplica a funcionarios de elección popular sino a funcionarios administrativos. “Es algo inaudito”, dijo.

Asimismo, destacó el pronunciamiento de la comunidad internación que, a su juicio, ha respondido de manera “categórica” ante esta sentencia. “Porque es que nadie puede entender que a un funcionario se le otorgue tanto poder para sacar de la política y quitarle su derecho a servir a una persona”.

Fuente: Caraota Digital