Los millonarios pagos de deuda que deben ejecutar Petróleos de Venezuela y la República en las próximas semanas corren el riesgo de retrasarse por problemas técnicos, asegura el banco alemán Deustche Bank, que no ve un escenario de impago por parte del país en sus compromisos cercanos.

“Creemos que los pagos se harán, pero el riesgo de retraso por razones técnicas se mantiene”, indicó la institución en un comentario sobre los papeles venezolanos.

Pdvsa anunció el pasado viernes el pago del capital de su bono 2020, pero el dinero no se hará efectivo sino hasta este jueves, situación que generó tensión en el mercado, pero que no desencadenará un evento crediticio pues ya la Depository Trust Company (DTC) confirmó la transacción.

Las sanciones estadounidenses impuestas en agosto están causando inconvenientes en la relación de Pdvsa y la República con algunos bancos, que por seguimiento de normas prudenciales están evitando el contacto con organismos gubernamentales y funcionarios sancionados.

El capital del bono 2020 no tenía periodo de gracia y los acreedores tenían un plazo hasta este miércoles para reclamar el cobro de los CDS en caso de que no se concretara el pago. Deutsche Bank considera que esto no será necesario, tras la confirmación de DTC.

Pero el suspenso no llega hasta allí. Este jueves Pdvsa debe liquidar el bono 2017 por $1.121 millones, que tampoco tiene periodo de gracia. Además, todavía tiene pendientes tres cupones de otros papeles, que se suman a otros cuatro de la República y al de Electricidad de Caracas.

Deutsche Bank considera que la confirmación del Pdvsa 2020 hará subir el precio de los papeles de la petrolera y la República, como de hecho ocurre en la jornada de este miércoles. Los bonos soberanos ganan un promedio de 2,6%, mientras los de Pdvsa suben 2,9%.

“Sin embargo, incluso con la disipación del riesgo de incumplimiento a corto plazo, aumentando la restricción de financiamiento externo y el efecto de las sanciones, probablemente se limitará el alza”, señala el banco alemán.

A Pdvsa y la República todavía les resta por pagar $3.632 millones en lo que queda de 2017 y para el próximo los compromisos ascienden a unos $9.000 millones.

Comentarios