El gobierno de Nicolás Maduro podría seguir pagando los cupones de los bonos soberanos y de Petróleos de Venezuela y retrasar una declaratoria de impago hasta agosto de 2018, fecha de vencimiento más cercana de un pago de capital, según un análisis del banco alemán Deustche Bank, que contempla, entre otros factores para esa decisión el escenario político del país.

“La liquidación del bono Pdvsa 2017 es probablemente el último pago de principal que verán los inversionistas”, señalan. Consideran que el gobierno puede estar preparando el terreno para un evento crediticio en 2018, pero que el momento de anunciarlo era más asimilable actualmente “dada la baja conflictividad social, disturbios y la disminución de la probabilidad de un transición política”.

Agregan que una posible falla de Maduro para conseguir dinero fresco de fuente bilaterales, era que ellos no quisieran ver cómo ese dinero se usaría para pagos de bonos.

“Creemos que los pagos de cupones se detendrán tan pronto como el gobierno considere que ya no le representa ningún beneficio político. Entonces pensamos que la fecha real de un evento de crédito potencial probablemente sea antes del 15 de agosto de 2018”, afirman.

Para Deustche Bank, “todo apunta al escenario de un ‘default desordenado’, bajo este mismo gobierno” y que podría permanecer en proceso un largo tiempo.

En ese contexto apuntan que es muy probable que se trate de una extensión de plazo de los bonos por una misma cantidad de años, debido a que un intercambio de deuda es “difícil de imaginar debido a la falta de confianza de los inversionistas.”

Ante la pregunta de por qué el gobierno seguiría pagando si intenta reestructurar la deuda, tienen varias hipótesis. La primera es que Venezuela está en proceso de desviar sus envíos de petróleo de Estados Unidos a otras partes del mundo, esto con el fin de protegerlos de posibles acciones de embargo, si se declara en impago. La segunda, es que el gobierno estaría contemplando adelantar las elecciones presidenciales para la primera mitad de 2018 y quiere evitar un default antes de eso.

Finalmente, aseguran que “si el el gobierno realmente está buscando algún alivio de la deuda (poco factible por las sanciones estadounidenses), es posible que quieran evitar los riesgos de litigio durante este período”.

Fuente: Banca y Negocios

Comentarios