Con un dólar implícito calculado a 736,25 bolívares, comenzaron ayer las operaciones en las ocho casas de cambio que abrieron este lunes en la frontera, informó a un reconocido diario de circulación nacional, el presidente de Italcambio, Carlos Dorado.

A juicio del economista, el precio de la divisa estadounidense se irá ajustando de acuerdo al juego de la oferta y la demanda, condición que estima fundamental para garantizar el éxito de la medida.

“El procedimiento es bastante sencillo, el interesado accede a la página de Italcambio, solicita cita, y en la fecha asignada debe llevar la cédula de Identidad, el RIF, un recibo de servicio público que demuestre que es habitante de la zona y la declaración de Impuesto Sobre la Renta”, detalló.

Considera que en un aproximado de dos o tres semanas, y de acuerdo al ritmo de las operaciones, podrían acercarse a una proyección de en cuánto podría estabilizarse la cotización del dólar para la compra venta de pesos colombianos.

Dorado mantuvo “que esta acción es necesaria para poder fijar una tasa de cambio legal a la conversión entre el peso y el bolívar”, lo que será muy beneficioso para el país.

Con información de El Universal