Nissan presentó en Río de Janeiro su nuevo modelo “crossover” o todocaminos, el Kicks, que será el automóvil oficial de los Juegos Olímpicos y con el que pretende aumentar sus ventas en América Latina.

El presidente de Nissan en América Latina, José Luis Valls, hizo hincapié durante la presentación mundial de este modelo en que la rama “crossover” es un mercado que ha llegado a aumentar un 200 % en ventas en los últimos cinco años en América Latina y aseguró que este modelo perpetuará este mercado al alza.

En el caso concreto de Brasil, un país que está atravesando una recesión y una grave crisis en el sector del automóvil, aseguró seguir “creyendo en su potencial”, ya que “fue el quinto mercado del mundo y puede volver a serlo”.

Inicialmente, el modelo será producido en la fábrica Nissan de Aguascalientes (México) y más adelante se producirá también en el Complejo Industrial de Nissan en Resende, en Río de Janeiro.

Este complejo contó con una inversión de 750 millones de reales (unos 192 millones de dólares) para recibir el proyecto Kicks en 2016.

“Las inversiones que está haciendo Nissan no son para aprovechar una coyuntura del momento sino apostando en el largo plazo”, aseguró Valls.

El Kicks, como automóvil oficial de los Juegos Olímpicos, acompañará a la antorcha olímpica en su recorrido por Brasil, que comienza en Brasilia y concluye el 5 de agosto, el día de la inauguración, en Río de Janeiro.

Inicialmente, el modelo será producido en la fábrica Nissan de Aguascalientes (México) y más adelante se producirá también en el Complejo Industrial de Nissan en Resende, en Río de Janeiro.

Inicialmente, el modelo será producido en la fábrica Nissan de Aguascalientes (México) y más adelante se producirá también en el Complejo Industrial de Nissan en Resende, en Río de Janeiro.