“Como todo el mundo sabe, las personas depresivas son las más aburridas en el mundo” escribe Mindy Kaling en su libro ¿Todo el mundo está pasando el rato sin mí? “Se esto porque cuando estaba deprimida, las personas huían, menos mis mejores amigas”.

En una sección llamada “Derechos y Responsabilidades de las Mejores Amigas”, ella juró, “Si estás deprimida, ahí estaré para ti… Estaré para ti durante tu horrible separación, o cuando te despidan del trabajo, o si solo estás teniendo un par de meses malos o un mal año. Lo odiaré y te encontraré bien fastidiosa, pero prometo no abandonarte”.

Tener una relación con alguien que está deprimido puede ser difícil. Es difícil escuchar a una amiga decir cosas negativas sobre ella misma; es difícil saber cómo ayudar. Estos son algunos de los motivos más nobles que las personas puedan tener, o que simplemente puedan no querer decaer ellos mismos al pasar tiempo con alguien que está deprimido.

Hay una idea de que puedas “atrapar” la depression, que es contagiosa. (Un libro de autoayuda declara inequívocamente en su título “La Depresión es Contagiosa.)

Algunos investigadores apoyan esta idea—Un estudio encontró que los síntomas depresivos tienden a aparecer en grupos en las redes sociales, y otro estudio que los patrones de pensamiento depresivos se contagian entre compañeros de la universidad (aunque el pensamiento positivo también se extendió).

Pero un estudio publicado en “Proceedings of the Royal Society B” desfía esa noción.

La depresión no se propaga, descubrió, pero un humor saludable sí. Los investigadores vieron los datos de más de 2000 estudiantes de secundaria que respondieron una encuesta sobre los síntomas de la depresión, y que también dieron un reporte de quienes eran sus amigos en un período de 6 a 12 meses.

Aquellos que inicialmente tenían la puntuación para estar clínicamente deprimidos no “infectaron” a sus amigos,

Los niños que inicialmente fueron marcados con depresión clínica no “infectaron ” a sus amigos, pero si tenían suficientes amigos que tenían lo que el estudio llama un “estado de ánimo saludable” (aquellos que no cumplían con los criterios para la depresión), duplicaría sus posibilidades de recuperarse de su depresión.

Y para las personas que no estaban deprimidos en primer lugar, y que tienen suficiente amigos mentalmente saludables reducen a la mitad las probabilidades de desarrollar depresión.

Eso es un efecto bastante grande , y apoya la investigación anterior diciendo que las relaciones sociales de calidad disminuye el riesgo de depresión de la gente.

Thomas House, uno de los autores del studio y professor titular en Matemáticas Aplicadas de la Universidad de Manchester, dice creer que este modelo tiene una ventaja sobre los estudios que encuentran grupos.

Cuando consigues un grupo de amigos que están deprimidos, es possible que haya un tercer factor en juego-quizás “están todos bebiendo demasiado o están hacienda otra cosas que los predispone a la depression” dice House.

“Nuestro método no era susceptible a eso, porque vimos cambios diretos en el estado. Estñabamos observando más o menos el proceso de que tu amigo influye en ti. Y la grata conclusion que tuvimos, fue que tus amigos pueden protejerte de la depression y ayudarte a recuperarte de ella”

Eso, si las personas mentalmente sanas están ahí por sus amigos deprimidos, lo que podría ser más fácil decirlo que hacerlo.

Incluso si usted no se deprime, no quiere decir que pasar tiempo con un amigo deprimido no pasa facture.

Even if you can’t actually catch depression, that’s not to say spending time with a depressed friend doesn’t take its toll.

La caricaturista Allie Brosh, del sitio Hyperbole and a Half, escribió en uno de sus astutos comics sobre la depression “Es raro que las personas que aún tiene sentimientos estén con gente deprimida. Ellos tratan de ayudarle a tener sus sentimientos de vuelta a la normalidad, y es frustrante para ellos cuando eso no pasa”.

“No estamos diciendo que no tienen efecto negativo en el estado de ánimo de sus amigos, pero sólo que no es suficiente para empujarlos de lleno a la depresión clínica”, dice House.

Y las personas que sufren de depresión pueden estar inclinados a abandonar todo, para retraerse y meditar a solas. Eso puede ser exacerbado por los intentos equivocados de sus amigos para animarlos.

“La gente quiere ayudar” escribe Brosh. “Así que tratan con su mejor esfuerzo de hacerle sentir esperanzado y positivo ante la situación… Ls positividad comienza a salir en un spray-uno gigante, rociando felicidad desesperada directamente a su cara. Y continúa así hasta que comienzas con unos extraños argumentos donde estás tratando de convencer a la persona que estas demasiado desesperado para la esperanza, al punto en que ellos tiran la toalla con la cruzada de optimismo y dejan que de nuevo se sientan aburridos y solitarios.”

Una teoría del apoyo social y la depresión sugiere que, el que la relación tenga un efecto positivo, va a depender de si la persona siente que en la relación se están cumpliendo las necesidades básicas psicológicas-autonomía, competencia y afinidad.

Este artículo da un ejemplo de amigos ayudando a personas deprimidas con tareas y diligencias. Eso puede ayudar a la gente a sentirse mejor, pero solo si el otro lo ve como una expresión de amor, en vez de algo que le está quitando el control de su vida.

No sabemos los detalles de esas amistades en este nuevo estudio-exactamente que hablaban en la mesa de la cafetería, que gestos hacían que fueron apreciados. Más sin embargo, parece que el solo estar ahí, era suficiente para tener un efecto.

Comentarios