Los especialistas Luis Oliveros y Carlos Larrazábal presentaron un análisis sobre lo que representa para los venezolanos que el dólar paralelo, tasa percibida por el mercado negro, se encuentre en un aumento vertiginoso que marca cada vez más la brecha entre la divisa ilegal y los tipos de cambio oficial de la nación.

Inflación

El economista Luis Oliveros declaró que el desmedido incremento del llamado “dólar negro” representa un efecto inflacionario sobre los productos que tengan insumos importados a dólar no oficial.

Explicó que las empresas cuyos inventarios integran productos o insumos importados reducirán sus ventas y rotarán con mayor cautela y lentitud ante la incertidumbre por el paralelo. Asimismo, aseguró que para enfrentar este problema se hace necesario el desmontaje de control cambiario.

Aclaró que por las características del llamado “dólar negro”, se hace muy difícil estipular el nivel al que debería quedar la divisa de presentarse un escenario hipotético de unificación cambiaria.

Sin embargo, advirtió que dejar una sola tasa de cambio no ataca el problema de manera directa, porque depende de las medidas económicas que se apliquen en el país. “Una reforma mal llevada lleva a un sobresalto”, aseguró el experto.

¿Cómo llegamos a los niveles actuales?

Carlos Larrazábal, primer vicepresidente de Fedecámaras, señaló la importancia de entender las causas que llevaron al dólar negro a ubicarse en los niveles en los que se encuentra actualmente. El especialista afirmó que en julio de este año el Gobierno comenzó a incrementar la liquidez del país de manera desmedida, lo que ocasionó que el paralelo se estancara.

Sin embargo, agregó que a raíz del endeudamiento de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) con el Banco Central (BCV), el Gobierno empezó a aumentar los gastos, permitiendo además la importación de productos dolarizados bajo esquemas de poca transparencia.

Le puede interesar: Seis expertos presentaron sus perspectivas sobre la economía de Venezuela

“No hay políticas económicas que creen una mayor oferta de dólares”, afirmó el experto, quien señaló que esto incide directamente en un desequilibrio entre el dólar y el bolívar. Asimismo, advirtió que Venezuela no cuenta con un nivel óptimo de confianza, lo que se traduce en en una situación de nerviosismo para todos los actores económicos.

Larrazábal rechazó que el BCV aún no haya publicado las cifras oficiales correspondientes a la inflación. “La única información que hay es la que expresan los analistas por su cuenta”, y concluyó comentando que para el año 2017 el panorama económico será peor que el de 2016, por lo que aconsejó a los ciudadanos que tomen previsiones para resistir el impacto. “Las razones de la crisis son por la falta de decisiones”, acotó.

Información de Caraota Digital