El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, informó este martes que fueron 600 los comercios que se vieron afectados en el estado Bolívar tras la situación irregular que se presentó en la entidad la semana pasada.

A juicio de Martínez el crédito anunciado por el Ejecutivo Nacional no será suficiente para reponer los daños.

“El Gobierno les dará a los comerciantes algunos créditos blandos, sin embargo, no vemos la posibilidad de conseguir el equipamiento para poder reponer lo que fue destruido y robado, pues la mayoría son bienes de importación y requieren de un tiempo para que pueda ser traídos al país”, expresó.
Por su parte, dijo que producto de esta situación se han producido pérdidas de empleos, y en su opinión la contingencia a través de los CLAP será compleja.