El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que en Venezuela la inflación anualizada será de 2.529,6% al cierre de 2018, un alza en su proyección que en mayo calculaba 2.068%, según el documento Perspectivas Económicas Mundiales publicado este martes. Para 2017 esperan la inflación culmine en 1.333%.

“Venezuela enfrenta una una crisis política y humanitaria en medio de una recesión”, señala el Fondo en el informe, y agrega que “la intensificación de la crisis política pesa mucho sobre la actividad económica”, donde la caída de la producción petrolera “aumenta aún más la incertidumbre”.

El Fondo calcula que la inflación promedio de Venezuela en 2017 será de 652,7% y que esa media aumentará a 2.349,3% el año próximo.

El FMI mantuvo sin variación la estimación de Producto Interno Bruto (PIB) para el país en 2017, proyectando una caída de 12%. Para 2018 calculan que la caída será de 6%, mayor a la calculada en julio de 4,1%.

En cuanto al mercado petrolero, el Fondo espera que el precio del crudo cierre este año en un promedio de $50,3 el barril y en $50,2 el año próximo. Estimaciones sobre las que advierten existen riesgos como “eventos geopolíticos inesperados, especialmente en el Medio Oriente y América Latina, como sanciones adicionales que Estados Unidos pueda imponer a Venezuela”.

Por otro lado, esperan que el desempleo cierre 2017 en 26,4% y en 29,8% en 2018.

En su informe, el Fondo Monetario Internacional (FMI) subió a 1,2% su previsión de crecimiento Producto Interno Bruto (PIB) para América Latina en 2017, aunque advirtió sobre la disparidad entre los países, en particular, por la aguda recesión de la economía venezolana.

Fuente: Banca y Negocios