Tras días de incertidumbre, luego de haber cumplido con la exigencia de juramentación ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y hasta reunirse con el presidente Nicolás Maduro, el gobernador de Nueva Esparta, Alfredo Díaz, arribó el martes al estado asegurándole al pueblo insular que hará todo lo políticamente necesario para proteger y desarrollar al estado. Dijo que, en un encuentro con Tareck el Aisami, el gobierno le garantizó recursos y que vendrán más reuniones con el gobierno nacional.

Desde el Aeropuerto Internacional Santiago Mariño, donde ofreció su primera rueda de prensa como gobernador oficial de Nueva Esparta, Díaz se mostró satisfecho y feliz por el apoyo y respaldo que le han brindado los neoespartanos. Algunos de lo recibieron eufóricos con pancartas y afiches del partido Acción Democrática y su imagen para recibirlo.

“Es difícil la situación en la cual nos encontramos hoy, el día de ayer (lunes) fue difícil políticamente, pero sabemos que esa decisión se verá reflejada en el crecimiento y desarrollo del estado, en una mejora en la calidad de vida de la gente”, expresó.

Sobre el encuentro con la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, dijo que le manifestó todos los problemas que viven los margariteños y cochenses, y aseguró que esas intervenciones la irritaron porque se le dijo la verdad: que en Margarita hay un pueblo que está muriéndose de hambre, que sufre en los hospitales, que ha perdido la conectividad y que tiene la actividad turística casi anulada.

El acto del día de ayer fue un acto de humildad, para sobreponernos, salimos con la frente en alto. Tengan fe y confianza porque seguiremos luchando por la democracia. Ninguno de los espacios que hemos ganado se los vamos a ceder al gobierno”, afirmó.

También comentó que sostuvo un encuentro con el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, y confesó que “está con los brazos abiertos para garantizar los recursos para el estado y que las obras que vayan en beneficio del estado sean aprobadas”. Al igual que el Jefe de Estado, a quien encontró “con buen ánimo” y le dijo “vamos a rescatar esas islas de Margarita y Coche”.

Al ser consultado sobre las fuertes críticas que está recibiendo por los partidos de la unidad y algunos votantes argumentó: “Ya Alfredo Díaz no es alcalde, es el gobernador de un estado. Yo respeto las opiniones de quienes me adversan y critican, estoy seguro de que Dios y el pueblo sabrán decirnos si lo hicimos mal o lo hicimos bien, la historia nos absolverá. Vamos a hacer todas las diligencias necesarias ante el gobierno del presidente Maduro, nos sentaremos con cada uno de los representantes y actores políticos para conseguir los beneficios que permitirán desarrollar al estado. En los próximos días tendremos una nueva reunión y mi esposa también se encontrará con la primera dama del país”.

El gobernador aseguró que hay un pueblo adeco, de la unidad, de Primero Justicia, Voluntad Popular y de todos los partidos que hoy han entendido que esa decisión fue necesaria y que por encima de cualquier particularidad es indispensable que todos estén unidos “para salir de este gobierno”.

Con respecto al nombramiento del gobernador saliente, Carlos Mata Figueroa, como protector del estado, señaló que le pidió al Presidente que respete sus competencias que están siendo vulneradas y le criticó por nombrar a un protector cuando él salió electo para representar al pueblo neoespartano en un acto democrático.

Fuente: El Estímulo

Comentarios