El abogado constitucionalista José Vicente Haro destacó que gran parte de la estrategia política de la oposición está centrada en el accionar de la Asamblea Nacional y si el Parlamento no puede trabajar debido a las decisiones de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) eso ocasiona frustración en el pueblo que eligió a sus representantes el pasado seis de diciembre de 2015.

“Si la ciudadanía no ve que la AN puede o no tiene capacidad de maniobra, decisión política y no puede poner en efecto leyes, legislar o tener el control político. Así como implementar el voto de censura, ejercer el control del presupuesto público o controlar el endeudamiento e investigar casos de corrupción (…) de los ciudadanos. Entonces, habrá desmotivación porque se preguntarán de qué valió su voto el seis de diciembre de 2015”, aseveró en entrevista concedida en el espacio radial Penzini y Algo Más.

Sobre el abandono del cargo del presidente de la República, Nicolás Maduro, la Sala Constitucional del TSJ dejó sin efecto las sesiones del día 5 y  9 de enero y “lo que hace simplemente el TSJ es señalar que hay desacato”.

El desacato no deja legislar a la AN

En cuanto a la sentencia de desacato emitida por el Tribunal Supremo de Justicia en la que se ratifica que el Parlamento está en desacato comentó que el Poder Judicial está enfrentado al Poder Legislativo y esto se ratifica con las últimas con seis decisiones de la Sala Constitucional.

Haro refirió sobre las sentencias más destacadas, la aprobación en plenaria de la incorporación de los diputados de Amazonas e indicó que “todo sabemos lo que ocurrió a mediados de año y el TSJ actuando en medio de todo  esto, cuando la Asamblea Nacional se dice reincorporar a los diputados de Amazonas se decidió que el Parlamento está en desacato”.

Entretanto, precisó que la AN con la nueva junta directiva trató de resolver el pasado nueve de enero “el tema del desacato con votación en plenaria que dejó sin efecto la incorporación que se hizo de los diputados de Amazonas a mediados de 2016” y con ello dijo que se intentó resolver el asunto.

Bajo esta perspectiva, el abogado constitucionalista declaró que a pesar de haber este precedente y cedido, “la Sala Constitucional del TSJ no debería haber incidido en las decisiones de la Asamblea” y agregó que  “al final lo que hay es una injerencia arbitraria de TSJ”.

El diálogo en Venezuela

Haro manifestó que el proceso de diálogo que se lleva a cabo entre el Gobierno y la oposición tanto los mediadores como facilitadores son responsables de la decepción que tiene en torno a este proceso por parte de la ciudadanía.

“Se dieron cuenta que los resultados y las gestiones que ellos hicieron no condujeron a nada, ni a destrabar el juego político en Venezuela, lejos del arreglo, lo que hay es más confrontación y persecución política y la ciudadanía está muy decepcionada del proceso de diálogo y la responsabilidad es de todos los actores, facilitadores y mediadores”, sostuvo.

Escuche la entrevista: