Se ha vendido hasta la extenuación que Hugh Jackman se despide para siempre de Wolverine con Logan, de estreno este viernes, pero la realidad es que el actor australiano, según dijo en una entrevista para Efe, no considera esto un adiós ya que lleva el personaje en la sangre.

“Estoy listo para dejar de interpretar a Wolverine, pero nunca he sentido que esto sea un adiós porque es parte de quien soy”, dijo el intérprete de 48 años, que finalmente cuelga las cuchillas tras nueve películas del universo X-Men.

“He visto cómo muchos actores, cuando se despiden de un papel decisivo en sus carreras, están devastados. No sé, tal vez es que aún no me he hecho a la idea, pero yo siento que llevo al personaje dentro de mí”, manifestó Hugh Jackman plenamente satisfecho de lo conseguido en Logan, que ve como un broche ideal a la saga, repleto de acción y violencia.

“Echaré de menos al equipo, pero me entusiasma lo que hemos hecho en esta película y me ilusionan los retos que tengo por delante. Si no estuviera feliz con lo que acabamos de crear, sería realmente duro”, apuntó el actor sobre su tercera colaboración con el cineasta James Mangold tras Kate & Leopold (2001) y The Wolverine (2013).

Jackman ha dejado su impronta como Wolverine en X-Men (2000), X-Men 2 (2003), X-Men: The Last Stand (2006), X-Men Origins: Wolverine (2009), X-Men: First Class (2011), The Wolverine (2013), X-Men: Days of Future Past (2014), X-Men: Apocalypse y, finalmente, Logan (2017).

Fuente: EFE