Durante una conferencia nacional del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin) con presencia de su directiva y coordinadores de las siete regiones, se criticó duramente el decreto 9855 del Ministerio del Trabajo, que establece un “régimen laboral transitorio” bajo la declaración de Emergencia Económica al cual calificaron de violatorio a los derechos humanos de los trabajadores.

Janet Piñango, vocera del Inaesin en el estado Aragua, explicó que esta resolución trae como consecuencia la cosificación del ser humano, al tratar a los trabajadores como mercancía y ser prestados para cumplir labores no propias de su área. “Aquí al parecer se nos quiere tratar como objetos y esto es violatorio a los derechos humanos por parte del presidente Nicolás Maduro y el Ministerio del Trabajo”, dijo.

Piñango señaló que de aplicarse esta acción, se estaría violando la libertad primaria del ser humano, que es ser considerada persona y no un objeto a ser prestado sin su consentimiento. “Tenemos el derecho a decidir si queremos trabajar en un sitio o no y en segundo lugar la administración pública nacional tiene un presupuesto asignado o será que se desviarán fondos para cancelar el sueldo a estos trabajadores”.

La académica informó que desde el Inaesin estudiarán a fondo este decreto y en los próximos días tanto su directiva nacional como las regiones llevarán a cabo una campaña de concientización en pro de la libertad de los trabajadores. “En nuestro encuentro nacional llegamos a la conclusión que hacer sindicalismo en Venezuela es como hacerlo en un país en guerra, por eso es vital la formación para que nuestros dirigentes sepan enfrentar este difícil escenario y se pueda traducir en un logro tan importante como la promulgación de una Ley de Libertad Sindical”, aseguró.

Inaesin ha sido fundamental en la unidad del movimiento sindical

Priscila Barrios, vocera del Inaesin en Caracas, expresó que desde la institución han tenido como norte fomentar la unidad del movimiento sindical a través de la formación dándoles las herramientas a los dirigentes para que puedan defender de mejor manera a los trabajadores. “Hemos sido coparticipes en la creación de la Unidad de Acción Sindical donde hacen vida de centrales y organización de diferentes corrientes del pensamientos, para nosotros el diálogo social es fundamental para salir de la crisis y reactivar el aparato productivo del país”.