Para el Instituto Metropolitano de la Mujer (INMEMUJER) en voz de su presidenta Adriana Aguilera las féminas venezolanas reciben su día internacional en una situación de dificultad extrema, en la cual hasta conseguir un poco de comida o medicamentos es un viacrucis. Responsabilizó al Presidente Nicolás Maduro de propiciar esta realidad y someter a las mujeres a las mayores humillaciones violando sus derechos humanos.

Aguilera reveló que conforme a estadísticas del instituto en el año 2016 murieron 169 mujeres víctimas de la violencia de género y para el 2017 ya van 93 muertes, todas estas cifras a nivel nacional. “Este año podría ser de luto para las venezolanas, ya que las cifras de fallecidas por violencia de genero aumentan cada día más y por parte del Estado no hay ninguna política para detener este auge, más bien es vista con tolerancia por los que actualmente ostentan el poder”, dijo.

Acusó al Gobierno de Nicolás Maduro de violar los convenios internacionales que enmarcan la protección de las féminas y la lucha contundente contra la violencia de género. “No comprendemos como Blanca Eekhout, actual ministra para la Mujer, hace silencio ante estos crímenes y actúa de forma negligente siendo culpable por omisión del aumento de este mal en Venezuela. Esto desmiente a todas luces que este Gobierno sea feminista.

La también concejal metropolitana aseguró que el Estado no respeta las garantías y no crea las condiciones de vida dignas para las féminas, tanto en la comunidad como en sus propios hogares. “Aquí las mujeres son las más afectadas por los problemas de escasez de alimentos que ha desatado la hambruna en el país, porque al ser una sociedad matriarcal nosotras tenemos el mayor peso de la familia sobre los hombros. Maduro nos ha condenado a realizar eternas colas y en muchos casos no tener que darles de comer a nuestro hijos”, sentenció.

Información de nota de prensa.

Comentarios