Los venezolanos pudieron vivir en carne propia lo que significa el “colapso del sistema económico”, evento típico que se presenta en las economías hiperinflacionarias.

La gente llegó a sentir una gran desesperación al no poder pagar los bienes y servicios que han subido tanto de precio que no alcanzan los billetes para poder pagarlos por lo que se recurre al sistema cibernético cambiario para realizar sus operaciones. Pero el sistema se cayó y el pánico cundió. Para describir la angustia que se vivía en ese momento, podemos usar el ejemplo de un ciudadano de a pie que escribía en la redes sociales “esto es un caos de pais, no hay efectivo, no sirven los puntos de venta, se cae el Internet, no hay efectivo en los bancos, los bancos sólo pagan veinte mil bolívares por taquilla, es decir, apenas cinco dólares…¿ hasta donde va a llegar esto ? ¡Dios mío!

 

¿Qué fue lo que sucedió ? El presidente Nicolás Maduro alegó que fue un hecho deliberado lo que hizo Credicard . El supuesto “ataque” se registró el viernes 2 de diciembre, produciendo la caída del servicio de Internet y fallas en los puntos de venta y en la plataforma tecnológica de intercambio comercial.

Según la versión presidencial, la red sufrió dos ataques en tres de sus enlaces, lo que afectó el 7 % de los 420 gigabytes por segundos destinados al servicio de más de 2,5 millones de suscriptores en todo el país. En consecuencia se llevaron detenidos a los presuntos responsables de “ataque cibernético” contra el Sistema Bancario Nacional y responderán ante los órganos competentes.

Por su parte el presidente de la CANTV, Manuel Fernández, restó culpa al presunto ataque informático que sufrió Venezuela  e informó que la empresa Credicard avisó de la falla a la compañía de teléfonos.

“Lo que sucedió con Credicard, la plataforma de pago más grande del país con más de 200 mil puntos de ventas de los 307 mil, fue un problema que ellos reconocieron en un comunicado a las 4:00 pm…”, reveló Fernández.

“Técnicamente son dos cosas distintas. Nosotros como CANTV, desde temprano, fuimos informados que no estaban operando. De manera responsable lo primero que hicimos fue valorar todos nuestros servicios y a lo largo de todo el día acompañamos a los técnicos en la detección de fallas e identificando si había elementos dentro de CANTV que impactaran en esa falla”, explicó.

Sin embargo, los empresarios de Credicard fueron detenidos.

Esa es la explicación técnica de la falla de la cual algunos expertos alegan que el principal problema fue que se cayó la red SAP (la empresa de software interempresarial más grande del mundo y el cuarto proveedor independiente de software, en general), por lo que no podía operar.

Pero más allá del problema técnico que sufrió el país, también existe un profundo problema económico que logra explicar el diputado José Guerra, miembro de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional.

El diputado opositor indicó que las fallas presentadas el viernes en las transacciones de puntos de venta en todo el país se debe “a un colapso en los sistemas bancarios por falta de efectivo”.

“Como no hay efectivo, la gente está pagando masivamente con tarjetas de débito. Esto está colapsando los puntos de venta. Además, el Gobierno no ha pagado a las empresas que realizan los mantenimientos tecnológicos a estos equipos”, resaltó.

Mientras llegan los billetes

Finalmente el Gobierno tuvo que reconocer el grave problema inflacionario que se vive en el país y el Presidente de la República, confirmó que pronto entrarán en circulación billetes de 500 y 5.000 bolívares respectivamente.

Pero mientras llegan los billetes ¿Que está haciendo la gente para poder hacer sus operaciones ?

En algunos locales y panaderías de Maracaibo ha surgido una modalidad de pago denominada la “venta avanzada” que se realizan con los puntos de venta.

Por ejemplo, en una panadería el usuario le paga al dueño del local un monto determinado, este realiza la operación en el punto de venta, cobra una utilidad de un 10% , de la cual debe pagar 1% al banco , y le da el “vuelto” en billetes al usuario.

Es decir que usan plata de la tarjeta de crédito o débito, dan el avance en efectivo menos 10 % en billetes, se evitan la cola del banco y el dueño del local se deshace del exceso de efectivo que pueda tener.

Otra operación que se ha puesto de moda por la escasez de billetes y de algunos productos es el trueque en restaurantes de comida por productos. Por ejemplo podemos señalar una promoción de un Restaurant en el Paseo las Mercedes, en la que cambian un plato mixto por 2 aceites o 2 harinas de maíz precocida.

El colmo de esta situación del primitivismo económico que se vive en Venezuela han sido los recientes robos ejecutados en unidades de transporte colectivo mediante el uso de los puntos de venta inalámbrico.

Algunos de las víctimas de esta modernísima tecnología de punta usada por los ladrones , describen que los “robabusetas “ abordan los transportes y tras despojar a pasajeros de sus pertenencias, los obligan bajo amenaza de muerte a “raspar” sus tarjetas de débito y crédito a través de los aparatos de transmisión telefónica de datos.

Este tipo de robo fue reportado por una unidad de transporte que cubre la ruta Guarenas-Guatire, cuyos detectives de la Subdelegación Guarenas del Cicpc sospechan que los ladrones actúan en complicidad con comerciantes inescrupulosos. Esto obliga a las autoridades a considerar el decomiso de tales dispositivos. Funcionarios de la policía científica confirmaron haber recibido numerosas denuncias relacionadas con la nueva modalidad delictiva.

Al deterioro social y el delito se suma la hiperinflación que ya está afectando a la economía local por la escasez de billetes. La población lo percibe. Ataque cibernético o no, el caos que se vivió en Venezuela el viernes pasado, nos da una idea del resultado de la pulverización de la moneda.

Comentarios