Venezuela, que ocupaba en tiempos de bonanza petrolera los primeros lugares de los índices de felicidad mundial, se encuentra en la cola de los países que aparecen en este estudio basado en indicadores sociales.

El país, cuyo gobierno creó en 2013 un viceministerio de la felicidad, ocupó el puesto 82 entre 155 naciones analizadas en ese informe publicado este lunes  por la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible de la ONU (SDSN), coincidiendo con el Día Internacional de la Felicidad.

Venezuela solo superó a  República Dominicana (puesto 86) y Honduras (91); y estuvo muy por debajo de naciones vecinas como Chile (20), Brasil (22), Argentina (24) , México (25),  Uruguay (28), Guatemala (29), Panamá (30), Colombia (36), Nicaragua (43), Ecuador (44), El Salvador (45), Bolivia (58), Perú (63) y Paraguay (70).

Costa Rica es el país más feliz de Latinoamérica al conseguir 7,079 puntos sobre diez, lo que le valió el undécimo puesto de la clasificación mundial encabezada por Noruega.

Venezuela al igual que resto de los países fue analizado por diversos indicadores, como el sistema político, los recursos, la corrupción, la educación o el sistema de sanitario. Los datos utilizados fueron entre los años 2014 y 2016, reseñó EFE.

La mayoría de América del Sur consiguió subir sus índices de felicidad en doce años, una tendencia que contrasta con la bajada pronunciada de estos indicadores en Venezuela que, con casi un 1,6 menos, se coloca como el país que más empeoró no solo entre los países latinoamericanos sino a nivel global.

Nicaragua, que en los últimos años recibió enormes recursos del chavismo, fue el país que más avanzó desde 2005, con un incremento de 1,364 puntos.

En el mismo periodo, los indicadores de felicidad se estancaron o disminuyeron relativamente en Centroamérica, dándose la paradoja que el país mejor calificado en el continente, Costa Rica, fue el que más empeoró en doce años en su zona, con un descenso de su índice de felicidad de un 0,178.

Fuente: El Estímulo

Comentarios