Este martes, el magistrado Danilo Mojica, integrante de la Sala Social del Tribunal supremo de Justicia (TSJ), indicó que decidió inhibirse en el proceso previo al antejuicio de mérito de la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, que se realizará en la Sala Plena.

Mojica explicó que dicho proceso judicial está mal orientado, porque en el mismo deberían calificarse delitos graves en lugar de faltas administrativas.

El magistrado de la Sala Social tomó esta decisión horas después de que los abogados defensores de la fiscal recusaran a un grupo de magistrados del ente judicial.

El integrante de la Sala Social se ha pronunciado en contra de las decisiones de sus colegas de la Sala Constitucional en ocasiones anteriores, debido al carácter político de las mismas.

Tal es el caso de la sentencia que declara constitucional la convocatoria de la asamblea nacional constituyente propuesta por el presidente Nicolás Maduro. El abogado alegó el pasado 23 de mayo que la constituyente estaría comprometiendo la soberanía popular y pondría en riesgo la estructura del Estado Venezolano.

 

Fuente: El Nacional