Más de 2.000 detenidos, 13.000 heridos y 40 diputados agredidos son las alarmantes cifra que ha dejado la brutal represión en los 51 días de protestas registradas en el país.

Así lo precisó el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, durante un balance ofrecido este domingo en horas de la noche.

“48 personas han sido asesinadas, 40 diputados agredidos, 2.632 detenidos y más de 13.000 personas han sido heridas en los 51 días de lucha”, explicó.

En ese sentido, denunció las torturas y tratos inhumanos a los que son sometidas las personas que resultan detenidas durante las manifestaciones convocadas por la Unidad Democrática.

“Denuncio públicamente que siguen torturando a los detenidos y los obligan a acusar a los dirigentes de oposición, a decir que nosotros los financiamos (…) Sabemos lo que está pasando y lo que están haciendo los cuerpos de seguridad del Estado”, dijo.