El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, afirmó que la Asamblea Nacional “carece de legalidad y legitimidad” para remover los magistrados del ente judicial por la situación de desacato. Así lo reseña Globovisión.com

En este sentido, explicó que el procedimiento está contemplado en la Constitución, pero solo se puede llevar a cabo con la intervención del Poder Ciudadano (la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, el defensor Tarek William Saab y el contralor Manuel Galindo).

“No existe posibilidad alguna que en el marco del orden constitucional se le permita al Parlamento tomarse atribuciones que corresponden exclusivamente al Poder Ciudadano”, expresó.

Asimismo, el magistrado indicó que para que el procedimiento se lleve acabo es necesario que: exista un voto favorable con mayoría calificada de las dos terceras partes de los integrantes del Parlamento, pero en este momento no cuenta con ese quórum.

A su vez, el Consejo Moral Republicano debe presentar una solicitud  para que se aperture y de inicio a una investigación que permita calificar como grave alguna falta de los magistrados.

Además, el informe  debe ser presentado ante el Poder Legislativo por los tres integrantes del Poder Ciudadano.

Moreno señaló que la Asamblea Nacional debe someterse a lo que establece el texto constitucional, para solucionar la situación de desacato para que sus actos vuelvan a tener legalidad.