Miembros de la prensa, activistas y figuras de la oposición venezolana se movilizaron este jueves en protesta a la decisión del gobierno de Nicolás Maduro, emitida el miércoles, de suspender las transmisiones del canal de noticias CNN en Español.

Fuente: The New York Times

La sanción generó acusaciones de censura y aumentó las tensiones en medio de la crisis económica y política que vive el país, reseña un reportaje del diario The New York Times.

En un comunicado, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa calificó de “ilegal y arbitraria” el decreto del gobierno contra CNN y exhortó a que se derogara la medida, “que burla las garantías para el ejercicio de la libertad de expresión y de información”.

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, advirtió en su programa de radio que ante la salida del aire de la cadena informativa esperaba “un recrudecimiento de la violencia” por parte del gobierno.

“¿Cuánto silencio necesita una dictadura para no sentir el rechazo de los ciudadanos? Podrá imponer el silencio, pero el rechazo está allí, creciendo y expresando lo que es el deseo de libertad de un pueblo”, mencionó Torrealba.

La opositora María Corina Machado acompañó a los representantes de los gremios de periodistas a entregar un comunicado en Conatel en rechazo a la medida. “Con esta acción del régimen de Nicolás Maduro, a cualquier venezolano que tenía alguna duda sobre la veracidad de estas denuncias e investigaciones (de CNN) pues esa duda se erradica”, declaró Machado.

Las transmisiones de noticias de CNN en Español fueron suspendidas 10 días después de que el canal presentara un especial titulado “Pasaportes en la sombra”, un trabajo de investigación que denuncia una serie de irregularidades supuestamente cometidas en la embajada de Venezuela en Bagdad, Irak, relacionados con la venta de pasaportes y visas venezolanas a ciudadanos del Medio Oriente que tendrían lazos con Hezbollah. El reportaje vincula al actual vicepresidente Tareck el Aissami con el negocio de los pasaportes.

Conatel publicó en su portal web un documento en el que acusa a CNN en Español de transmitir contenidos “que atentan contra la paz y la estabilidad democrática de nuestro pueblo venezolano, ya que los mismos generan un clima intolerancia”.

Otras medidas contra medios en Venezuela
El 27 de mayo de 2007 el gobierno no renovó la concesión de Radio Caracas Televisión, medida que obligó el cierre de esa televisora, cuyos bienes fueron incautados por el estado venezolano.

En febrero de 2014 la señal del canal colombiano NTN24 también fue suspendida. Pero no solo se trata de medios audiovisules, sino de medios impresos.

Entre 2013 y 2016 cerraron al menos 22 periódicos en todo el país debido a dificultades técnicas, como la escasez de papel. La asignación de este es controlado por el gobierno.

La organización Espacio Público, dedicada al monitoreo y el análisis de medios, contabilizó 3.366 violaciones a la libertad de expresión en 2016, lo que representa un incremento de 28% con respecto a 2015.

La ONG también registró las detenciones y deportaciones de aproximadamente 10 periodistas de medios internacionales.

Comentarios