Cuatro horas y media duró la sesión pública de la 29° reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Sin embargo, el debate no rindió frutos este miércoles 31 de mayo y los Estados miembros aprobaron suspender el encuentro tras no poder decidirse a favor de una de las dos propuestas presentadas en torno al caso venezolano.

Luego de agotarse los nombres de los Estados en la lista de oradores, Guatemala, que presidía la sesión, anunció un receso de 30 minutos para que los miembros del bloque regional se decidieran por uno de los dos borradores. El intermedio se extendió por más de una hora y cuando el salón se llenó de nuevo, los países informaron sobre la falta de acuerdo.

La delegación de Bahamas fue la primera en tomar la palabra. “Caricom (Comunidad del Caribe) propone suspender la sesión hasta nuevo aviso para conseguir consenso entre declaraciones. Estamos cercanos a llegar a un consenso, pero hace falta mayor flexibilidad”, expresó.

Luego intervino Perú, el cual aseguró que el otro grupo dentro de la organización —conformado también por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos, Costa Rica, Honduras, Guatemala, México, Panamá y Paraguay— apoyaba la moción propuesta por Caricom acerca de suspender la reunión.

Cinco minutos después de haber sido reanudada, la sesión se suspendió. Los dos bloques pidieron más tiempo para reconocer los puntos en común de ambas propuestas y acordaron reunirse antes de la próxima Asamblea General de la OEA, a celebrarse en la ciudad de Cancún (México) el próximo 19 de junio.

Una de las propuestas fue la elaborada por el grupo de países que impulsó el encuentro de este miércoles, entre ellos Estados Unidos, Perú y México. En la declaración piden la liberación de los presos políticos, la cancelación de la Asamblea Nacional Constituyente en los términos en los que fue concebida y la creación de un calendario electoral que contemple la participación de observadores internacionales.

Por su parte, los 14 países de la Caricom propusieron un texto que no abarca ninguna de las demandas de los detractores del Gobierno venezolano, pero que sugieren a Venezuela reconsiderar su postura de abandonar la OEA y continuar en el organismo.

Pese a los fuertes rumores de que participaría, Venezuela no estuvo presente en la reunión de cancilleres celebrada este miércoles. Aliados o no del Gobierno de Nicolás Maduro, los Estados miembros propusieron la vía del diálogo y las negociaciones para dar solución a la crisis venezolana.

Fuente: Efecto Cocuyo