La oferta mundial de crudo bajó el pasado mes de agosto un 0,4 %, según los datos hechos públicos este martes por la OPEP, que redujo sus extracciones por primera vez desde marzo y que asegura que el aumento de los precios muestran que el mercado se está librando del exceso de petróleo.

En su informe mensual sobre la situación del mercado, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) informa que sus catorce socios extrajeron el mes pasado una media de 32,75 millones de barriles diarios (mbd).

Esa cifra, obtenida de fuentes secundarias y no de los datos oficiales de cada país, supone una caída del bombeo de 3 % respecto a julio.

La OPEP llevaba desde marzo marcando subidas mensuales de sus extracciones, pese al acuerdo de recorte de bombeo cerrado el pasado diciembre, y renovado en mayo, con otros grandes productores para reducir el exceso de oferta que llevaba dos años empujando los precios a la baja.

Irán y Libia, dos de los países que quedaron fuera de ese pacto de recorte, redujeron en agosto su producción. La caída de las extracciones fue especialmente relevante en el país africano, con 10 % menos que en julio.

Pero no sólo la OPEP recortó su oferta en agosto. Según los datos del grupo con sede en Viena, la producción mundial de crudo cayó en agosto 0,4 %, hasta sumar 96,75 mbd.

En su reporte, la OPEP destaca que los precios del crudo mejoraron el pasado mes “ante las señales de un reequilibrio en el mercado y una mayor reducción de los inventarios en Estados Unidos”.