La hija del alcalde Metropolitano de Caracas Antonio Ledezma, Oriette Ledezma,  salió a caminar este miércoles en la “Toma de Venezuela” junto con el resto de los caraqueños y aseguró que su padre cree en un diálogo con “una agenda que permita al pueblo opinar con su voto para revocar esta crisis, una agenda que respete la voluntad de los electores que se expresaron el pasado 6D, una agenda que contemple la liberación de los presos políticos y el retorno de los exiliados”.

Acompañada por la Alcaldesa Metropolitana encargada, Helen Fernández, el diputado Richard Blanco, la militancia de Alianza Bravo Pueblo (ABP) y los miles de venezolanos que asistieron a la marcha, Oriette Ledezma dijo que “sí el General Padrino López, de verdad hace cumplir lo que contempla el artículo 328 de nuestra Carta Magna, será posible propiciar el cambio pacífico (…) pasaremos de un desastre económico, social y moral que estremece a Venezuela, a días de estabilidad y de seguridad política y jurídica. Mi Venezuela, nuestra Venezuela, comenzará a ver las soluciones de los problemas reales que nos agobian”.

El referido artículo señala que “La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación (…)”.

Añadió que “más allá de figuras impresentables que cabeceaban en la declaración televisada de Padrino, sabemos que los militares sufren la misma tragedia: que acorralan a sus familias en barrios, en las urbanizaciones,  y que no se atreverán a usar sus armas para disparar a gente inocente que busca recuperar la dignidad del país”.

Las armas de un régimen fracasado

Para la hija del Alcalde Metropolitano, lo ocurrido el pasado domingo en la Asamblea Nacional son muestras de violencia que es la  “única arma de este Gobierno, que está totalmente perdido”.  En respuesta a ese asalto parlamentario, afirmó que los venezolanos seguirán alzando su voz de protesta.

“Si nos quitan la vía electoral pues entonces se desbordarán las calles hasta que este Gobierno entienda que tiene que irse y darle paso a la democracia (…) ya es hora de despartidizar los cuarteles, como lo ha dicho Henry Ramos, para que la Fuerza Armada sea garante del cumplimiento de los más sagrados principios constitucionales que vienen siendo burlados por Nicolás  Maduro”, increpó.

Información de nota de prensa.